El blog de SelfBank by Singular Bank

Cómo crece económicamente la India: su auténtico secreto

India

India es una economía dinámica con una creciente clase media. Estas dos megatendencias alimentan tres motores que hacen de la economía del país asiático un buen lugar donde buscar compañías que ofrezcan un crecimiento de los beneficios sostenibles y todavía coticen a buenos precios. 

Los motores de la economía india explican el secreto de su crecimiento. Son: 

Cómo es la economía de la India: rentas al alza

India está viviendo la misma urbanización y crecimiento de la clase media que China vivió en los años 2000. El FMI estima que la renta per cápita urbana en India subirá hasta 4.700 dólares en 2023 frente a  2.200 dólares actuales.

Desde un punto de vista histórico, una vez que el número de consumidores supera 3.000 dólares en renta anual, aumenta el consumo discrecional y el de bienes duraderos.  

Pero volviendo a la India, se espera que en 2030 el 40% de su población será urbana frente a un  34% en  2018, según el Foro Económico Mundial

Esta urbanización apoya también que aumente  la participación de la mujer en el mercado laboral a través de una mayor educación, transporte y sanidad. Y con ello, se estima que la brecha entre los dos sexos eleve el PIB en dos puntos porcentuales al año.  

Cómo es la economía de la India: consumo local

Los modelos de consumo en la India se verán modificados por las características específicas del mercado local. Estos modelos impulsan la innovación en las firmas locales e internacionales. Por ejemplo, adaptando los menús a los sabores locales, donde hay más oferta vegetariana que en otros mercados.

También la distribución del comercio electrónico se adapta a los cambios, así como el pago por contenidos en televisión. Hoy menos del 10% de la población paga por la televisión, pero la subida de las rentas podría liberar un mercado de 200.000 millones de dólares hacia 2030. 

Otras características del mercado local

La economía compartida, la agregación de servicios y los modelos de suscripción son tres modelos de negocio muy característicos de la economía india.

Por ejemplo, India está acostumbrada a ir a trabajar en rickshaws compartidos y dispone de un mercado de motos de segunda mano muy superior al de otros mercados asiáticos.

Por otro lado, una urbanización creciente impulsa la agregación de servicios antes desorganizados como la limpieza, las reparaciones o los servicios de belleza.

Por último, los modelos de suscripción gustan mucho en la India, sobre todo, a cambio de contenido local como el deporte y las películas de Bollywood, tal y como ocurre en economías avanzadas donde no les importa pagar por probar nuevas marcas a cambio de una cuota fija.

Diversificación en la cadena de producción global

El cambio en las dinámicas de la cadena de oferta global a raíz de la pandemia del covid-19 favorece a India gracias a que los fabricantes mundiales adoptaron una estrategia de China+1. Esta estrategia se definía como producir en el exterior con base en China más otro país (India) para evitar los problemas de producir en un único país y para tener acceso al mercado indio.

Además, India ofrece un gran número de trabajadores formados, mayor  certidumbre fiscal y mejora de las infraestructuras. Por ejemplo, la población en edad de trabajar sube a un ritmo de diez millones de personas al año con una edad media de 28 años en 2030.

Por su parte, en los últimos diez años, la regulación ha cambiado para aumentar la inclusión financiera, reducir la corrupción y crear un modelo impositivo más predecible. Esto ha mejorado la posición de India en el índice World Bank’s Doing Business donde ha pasado del puesto 142 en 2014 al 63 en 2021.

Cuáles son sus principales motores económicos

India ofrece incentivos ligados a la producción que repartirán 40.000 millones de dólares en cinco años para crecer en la diversificación de la cadena de oferta, elevar el gasto en capital y la producción local. La mitad de esas ayudas se van a la electrónica —semiconductores— y a las renovables.

La apuesta por la tecnología

El sector tecnológico local vio crecer sus ingresos en la nube, la ciberseguridad, datos e Inteligencia Artificial y se espera que aumentan al 12,5% anual los próximos cuatro años, hasta 36.000 millones de dólares, según National Association of Software and Services Companies (NASSCOM). 

India destaca en el negocio de la externalización de servicios gracias a los costes laborales, unas diez veces inferiores a los de EE.UU. y Europa en desarrolladores de software. Este mercado valía en torno a 154.000 millones de dólares en 2019, según datos de NASSCOM.

Por otro lado, India se ha marcado el  objetivo de tener 450 Gigawatios de renovables para 2030, con la energía solar en torno al 62% de esa nueva capacidad. Hoy, India genera en renovables el 39% de lo que consume, pero al ritmo actual las renovables serán el 56% de la producción local en 2030. El Ministerio de Energía indio estima una necesidad de producción energética del 9% anual adicional hasta el final de la década.

Megatendencias en India: urbanización y expansión de la clase media

En conclusión, India se beneficia de la convergencia de dos megatendencias como son la urbanización y la expansión de la clase media. Estas, a su vez, impulsan el aumento de las rentas, el consumo local y la diversificación de la cadena de oferta global.

En el periodo 2022-2025, se estima que India va a vivir el crecimiento más rápido del mundo emergente, así lo reflejan los informes del FMI.

Los factores anteriormente señalados, en combinación con las reformas fiscales y el creciente sector bancario y las rentas de la clase media, nos llevan a un entorno atractivo para la inversión en India.

La operativa con productos cotizados está dirigida a inversores que deben tener experiencia y conocimientos financieros suficientes para invertir en ellos. La inversión en estos productos requiere una vigilancia constante de la posición ya que comportan un alto riesgo y se puede perder el 100% del capital invertido.

Antes de efectuar cualquier contratación, es recomendable informarse legal, regulatoria y fiscalmente sobre las consecuencias de una inversión. 

Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad. 

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. 

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.

Salir de la versión móvil