902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

CNMV, protegiendo al inversor

CNMV, protegiendo al inversor

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) es un organismo público cuya principal función desde su creación en 1988 consiste en supervisar los mercados de valores de nuestro país para proteger en todo momento los intereses de los inversores. 

Para ello, controla e inspecciona todos los movimientos que se llevan a cabo en los mercados españoles y que puedan tener algún tipo de impacto en los inversores, velando siempre por una absoluta transparencia.

De este modo, cualquier reclamación que un inversor desee oficializar en relación a cualquier producto de inversión podrá hacerlo ante la CNMV, quien además dispone de un histórico de consultas resueltas que puede ser de gran ayuda para la completa información del inversor.

Man and magnify glass

El organismo supervisa e inspecciona todo tipo de productos financieros desde su nacimiento (como nuevas emisiones de renta fija, salidas a bolsa o registros de fondos de inversión), pasando por cualquier hecho que pueda afectarle a una acción como por ejemplo una OPA.

En particular, y probablemente sea el detalle por el que más conocemos a la CNMV, todas las empresas que cotizan en la Bolsa española deben notificar puntualmente cualquier información, tanto financiera como societaria, que pueda afectar al precio de cotización de sus acciones.

Pero la CNMV no sólo lleva a cabo la supervisión de las empresas que cotizan en los mercados de valores, sino que también lo hace de manera prudencial con cualquier interviniente en el mercado, incluyendo las empresas que prestan servicios de inversión y las entidades de crédito. Toda la información que llega a manos de la CNMV está incluida de manera pública en sus Registros Oficiales para facilitar a los inversores su completa comprensión e información sobre los productos de inversión.

Para el inversor particular, es muy recomendable consultar previamente en los registros de la CNMV sobre cualquier producto de inversión en el que se haya decidido invertir y sobre la acreditación de la entidad en concreto con la que se vaya a llevar a cabo la inversión.