902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Claves para elegir una cuenta de ahorro o remunerada

Claves para elegir una cuenta de ahorro o remunerada

A la hora de escoger una cuenta remunerada la rentabilidad que ofrece es el aspecto más atractivo y atrayente y… para qué engañarnos, ¡es en lo primero en lo  que nos fijamos!

Sin embargo, existen otros puntos de igual importancia que hay que tener en cuenta antes de contratar este tipo de productos. A continuación analizaremos algunas cosas que no debemos pasar por alto si queremos que la cuenta y la entidad seleccionadas sean las más adecuadas a nuestro perfil y a nuestros intereses

1. Rentabilidad. ¿Realmente es tan alta como dicen?

El interés ofrecido es el principal gancho de las entidades a la hora de captar clientes. Normalmente estos intereses vienen expuestos en forma de TAE (Tasa Anual Equivalente) o TIN (tipo de interés nominal). Si no queremos que nos den gato por liebre y saber de verdad cuánto nos está pagando el banco por nuestro dinero, no debemos confundir estos conceptos.

Vamos a verlo con un ejemplo cotidiano: la publicidad de algunos supermercados ofrecen un producto a  un precio, debajo del cual se añade la frase “El Kg te sale a XX euros”. Bien, pues el TIN sería algo así como el precio del producto, mientras que la TAE equivaldría al precio del kilo, que nos sirve para discernir qué producto nos sale más barato realmente. Por eso, es importante que compares la TAE que te ofrece cada entidad,  para saber cuál es más rentable en la práctica.

Para verlo con un caso real, tenemos la Cuenta Self, que ofrece:

2,1% TIN (Tasa de Interés Nominal) los 4 primeros meses.

0,75% TAE (Tasa Anual Equivalente) a partir del quinto mes.

A diferencia de un depósito a un plazo fijo, la Cuenta Self no tiene plazo concreto en el que tengas que mantener el dinero. Así, si solo lo mantienes en los 4 primeros meses tu TIN será 2,5% (2,53% TAE) y si lo mantienes un año entero la TAE Global quedaría en 1,34%

2. Máximos y mínimos  de inversión:

Es importante saber si las  entidades fijan condiciones acerca de los mínimos y máximos remunerados.

En ocasiones, se exige una cantidad mínima para abrir este tipo de cuentas y otras solo se abonan intereses a partir de una cierta cantidad, lo cual nos hace perder rentabilidad ya que parte ese dinero no nos está generando intereses. Una vez abierta, a veces se establecen cuotas mensuales a ingresar; cuando vayas a definir esta cuantía, sé realista con tus posibilidades de ahorro.

En otras ocasiones, para evitar remuneraciones desorbitadas los bancos establecen un saldo máximo remunerado diario. Debes tenerlo también en cuenta.

Estar bien informados nos ayudará a tomar mejor nuestras decisiones y, sobre todo,  a no perder rentabilidad.

3. Servicios ligados a la contratación.

Hay entidades que ofrecen rentabilidades suculentas, pero ¡cuidado! ¿Qué hay detrás de las mismas?

Muchas veces se exige la contratación de servicios o productos asociados para obtener la rentabilidad anunciada, como la domiciliación de recibos o la contratación de tarjetas de crédito.

Si nuestro objetivo es ahorrar, ¿por qué tengo que contratar estas trampas “antiahorro”?

Es fundamental leer con detenimiento la “letra pequeña” de las condiciones de una cuenta o depósito, si queremos evitar un “matrimonio forzoso” con nuestra entidad bancaria.

 

4. Plazo y liquidez. ¿Vamos a necesitar el dinero depositado?

Muchas cuentas unen la rentabilidad  a una determinada permanencia en la entidad, cobrando una penalización en caso de disposición anticipada del dinero.

¿Para qué atarnos? Actualmente existen cuentas de ahorro en el mercado que ofrecen libre disponibilidad del dinero, pudiendo disfrutar de él en todo momento.

 

5. Comisiones. Y esto ahora… ¿por qué?

Las comisiones más habituales que nos aplican por tener este tipo de cuentas y realizar operaciones son los costes de  administración y gestión,  por apunte en cuenta, por transferencias, por ingreso de cheques, etc.

Estar informado de las que cobra o no tu banco evitará encontrarte apuntes inesperados y ver reducida tu remuneración.

Cómo maximizar tus ahorros ebook gratis posts