902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Aprende qué será el nuevo supermercado de fondos BME y cómo podrás aprovecharlo

Aprende qué será el nuevo supermercado de fondos BME y cómo podrás aprovecharlo

El próximo 27 de junio, si no vuelven a producirse retrasos (ya se han producido diversos aplazamientos y es un proyecto que lleva mucho tiempo en cartera) se estrenará el nuevo supermercado de fondos de inversión, que se presenta como una alternativa al funcionamiento actual de los fondos tal y como los entendemos.

El objetivo  que pretende la nueva plataforma es ofrecer a los inversores la posibilidad de acceder de forma unificada a una cartera amplia de fondos, ya que actualmente en la banca tradicional solo suelen estar disponibles para los clientes particulares los propios de sus gestoras. En el caso de los clientes de banca privada, sí se les ofrecen fondos de otras entidades.

Esto no ocurre, no obstante, en todas las entidades. Algunos bancos sí han dado pasos más decididos hacia un modelo de “arquitectura abierta”, mientras que en otros esta filosofía ha sido su carta de presentación. Este es el caso de Self Bank, donde los clientes tienen acceso a una amplia cartera de fondos nacionales e internacionales.

El supermercado de fondos de inversión es una propuesta que BME lanza para expandir sus líneas de negocio y para facilitar a los usuarios el acceso a determinados fondos a los que de otro modo sería difícil que llegará. No obstante, el proyecto está pendiente de materializarse y aún hay algunas dudas en torno a él, como saber qué gestoras estarán en el  lanzamiento inicial de la plataforma.

Qué es el mercado de fondos BME

Los fondos se podrán contratar a través de  la plataforma  Smart y pretende ser un gran supermercado en el que podremos encontrar todo tipo de fondos de inversión. La idea es que las gestoras paguen un importe fijo y los particulares abonen unos cánones, de la misma forma que se hace en la compra de acciones. La gran ventaja del supermercado será la posibilidad de comprar desde una única cuenta de valores fondos de distintas gestoras.

La clave, según BME, es que esta nueva operativa supondrá un antes y un después en la tradicional forma de comercialización de fondos en nuestro país, acabando con las famosas retrocesiones de las comisiones de los fondos. En muchas ocasiones se ha señalado con el dedo a los grandes grupos bancarios, acusándoles de atender más a criterios económicos a la hora de vender fondos de inversión que a las necesidades de los clientes.

Cómo funciona

La plataforma se instrumentará como un mercado adicional en el MAB. De hecho, es como actualmente funcionan las Sicavs, así que se podría decir que este supermercado consistiría en aplicar a los fondos el mismo funcionamiento operativo que tienen las SICAVS en la actualidad.

El modelo de mercado es el siguiente:

Fuente: cinco días/BME

El grueso del gasto iría a cargo de las gestoras, que serían las que tendrían que pagar un importe por “darse de alta” en el sistema. Como si fuera renta variable, el mercado permitiría cursar las siguientes órdenes:

  • Orden de suscripción: compra de participaciones en efectivo.
  • Orden de reembolso: la venta de participaciones se expresará en efectivo si es reembolso parcial y en participaciones si es reembolso total.
  • Orden de traspaso: se admitirán traspasos parciales o totales entre fondos admitidos en la plataforma.
  • Orden de traspasos mixtos: se admitirán traspasos en el caso en que solo uno de los fondos que participan esté en BME Fondos.

Uno de los aspectos más delicados en la nueva operativa será la gestión  de los traspasos a nivel fiscal, ya que actualmente es una de las grandes ventajas de los fondos de inversión: la posibilidad de traspasos sin peaje fiscal. Eso es crítico para los inversores de fondos, ya que permite diferir la cuota fiscal y poder aprovechar el efecto del interés compuesto en los beneficios.

Dudas de aplicación

A pesar de que a priori la idea parece interesante, hay muchas incógnitas que seguramente determinarán si será un éxito o no.

La primera, como hemos comentado es aclarar la problemática de los traspasos y su efecto fiscal. Con el supermercado de fondos de BME, los traspasos seguirán siendo posibles, pero habrá que esperar a ver cómo se lleva a la práctica el complejo sistema de contabilización de las partidas fiscales históricas de los partícipes.

Pese a que los dos grandes objetivos son reducir las comisiones y permitir democratizar el acceso a más productos, está por ver que para el inversor particular se consiga reducir las comisiones. Si el bróker que tengamos cobra comisiones elevadas de compraventa y/o custodia, es posible que el nuevo supermercado supere lo que actualmente pagamos (ya que no pagamos custodia, ni cánones de compra, ni comisiones por comprar/vender). Si eres un inversor que va aportando cada mes, eso implicará pagar cada mes una comisión de compra, cuando ahora no pagaríamos nada.

Finalmente, hay muchas gestoras independientes que han expresado muchas dudas sobre el proyecto y las grandes entidades no parecen tener mucho interés en que sus clientes accedan a la oferta de la competencia.

En cualquier caso, en Self Bank te puedes beneficiar de lo mejor de los dos mundos, con una amplia oferta de fondos y con un bróker con comisiones muy competitivas.

 

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn