El blog de SelfBank by Singular Bank

Consumo: Veranos de pandemia: el virus tiene la última palabra

verano

La palabra verano siempre ha evocado conceptos como libertad, relax, diversión, playa, noches eternas, despreocupación, caprichos, viajes y, por supuesto, vacaciones. La pandemia los eliminó de un plumazo de la agenda para los próximos meses. ¿Y ahora? Vacaciones y verano, ¿estamos ya preparados para disfrutarlos como antes? El virus tiene la última palabra.

Aunque las cifras mejoran cada día con el aumento del ritmo de vacunación, todavía es pronto para afirmar que se ha recuperado la normalidad o para eliminar las restricciones impuestas a mediados de 2020. Por lo tanto, el verano no va a ser un verano como los de antes, lamentablemente.

¿Y cómo plantearse un verano más de pandemia? Esa es la gran pregunta, porque todo está en el aire. Los planes se posponen para último momento porque no se sabe si habrá restricciones, si aumentarán los casos, si habrá más olas, etc.

El verano se abre ante el mundo, de nuevo, con una incógnita bajo el brazo, para lo que conviene estar preparado y tomar en consideración una serie de consejos antes de lanzarse a la piscina. Y nunca mejor dicho.

Otro verano en pandemia, ¿qué hago?

La buena noticia —si es que puede haberla— es que todo el mundo está en la misma situación, lo que implica que las empresas turísticas se han tenido que adaptar a este mundo actual, pandémico e imprevisible. Por eso, apurar hasta última hora para hacer reservas de viajes no será tanto problema este verano.

Es más, la mayoría de hoteles y empresas del sector turístico permiten cancelar hasta el día anterior —o incluso unas horas antes— sin coste alguno. En este sentido, no existe tanta urgencia para reservar, porque la oferta está adaptada a la situación.

Reservar en agosto, difícil también en pandemia

Agosto será, como siempre, el mes por excelencia de vacaciones. Puede que sea más complicado reservar sin antelación. Aunque, sin el nivel de reservas internacionales completamente restablecido, es posible que no encontremos tantos sitios con el lleno absoluto.

Lo fundamental es tener calma y no preocuparse, pues el verano se podrá disfrutar siempre, siempre que sea con cabeza y conciencia de la situación sanitaria. Eso significa que hay que tener en cuenta, a la hora de hacer reservas, contratar empresas que cumplan a rajatabla los protocolos sanitarios. Y por supuesto, uno mismo y los acompañantes hacer lo propio.

¿Se puede viajar por vacaciones durante la pandemia?

No se puede viajar si se tienen síntomas, hay que hacer la cuarentena debida si se ha estado en contacto con un positivo, intentar viajar si es posible con una PCR negativa realizada con anterioridad (muchos destinos lo exigen, aunque sean nacionales) y respetar las normas vigentes como la distancia de seguridad, la mascarilla y la higiene personal. Son normas básicas antes de plantear cualquier desplazamiento.

Y, por supuesto, antes de reservar, es imprescindible revisar la posibilidad de hacerlo en fuentes fidedignas y páginas web oficiales las limitaciones de entrada y salida de viajeros, de existir estas, y los requisitos y circunstancias que permiten el desplazamiento. Este aspecto cobra mayor relevancia en países fuera de la Unión Europea ante posibles cuarentenas en la llegada o en el regreso y la necesidad de presentar el respectivo test negativo en coronavirus.

¿Espero a la vacuna antes de reservar las vacaciones?

Otra opción que barajan muchas personas es esperar a ser vacunadas antes de salir de viaje este verano. No se sabe con exactitud cuándo llegará el ansiado momento, aunque más o menos se va informando con antelación a qué grupos de edad se vacunará próximamente.

Si se va a estar más seguro, es muy loable esperar a la vacuna, pero si se viaja con precaución también podría ser igual de válido. Es una decisión absolutamente personal. También hay que plantearse qué hacer si el turno para vacunarse llega durante las vacaciones, si habría que interrumpirlas para acudir al punto de vacunación.

Viajar fuera de España: pasaporte de vacunación

En el caso de los viajes internacionales, sí es más aconsejable llevar la vacuna puesta, pues el pasaporte de vacunación facilita entrar a determinados destinos y es una garantía fuera de España, ya que si uno se contagia fuera se complica todo más. De hecho, algunos países no dejan entrar a turistas no vacunados.

Antes de viajar también conviene buscar cómo está la situación en la zona a la que se viaja, si es de riesgo o, por el contrario, es bajo. Se trata de una información muy valiosa para evitar contagios o que haya problemas con accesos, etc. 

COVID-19, solo queda el último tramo

Por otro lado, también es importante crear un grupo burbuja con quien se viaja, aunque eso implique no relacionarse mucho en el destino o quedar con otros amigos que puedan estar allí. Porque, por desgracia, esta pesadilla pandémica todavía no ha acabado y el riesgo sigue existiendo.

De todas formas, hay que intentar evadirse y disfrutar en la medida de lo posible. Por suerte, nos acercamos a una realidad de pospandemia donde todo está más controlado. Solo queda el último tramo de esta difícil travesía y no se debe fallar a última hora.

La operativa con productos cotizados está dirigida a inversores que deben tener experiencia y conocimientos financieros suficientes para invertir en ellos. La inversión en estos productos requiere una vigilancia constante de la posición ya que comportan un alto riesgo y se puede perder el 100% del capital invertido.

Antes de efectuar cualquier contratación, es recomendable informarse legal, regulatoria y fiscalmente sobre las consecuencias de una inversión. 

Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad. 

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. 

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.

Salir de la versión móvil