El blog de SelfBank by Singular Bank

Megatendencias: digitalización. Subscronomics: todos somos parte del nuevo modelo de suscripciones ¿Cómo funciona?

suscripciones

De nuevo, un término extraño para definir un modelo de negocio relativamente joven, pero con el que convivimos desde hace ya un tiempo. Son las subscronomics o la economía de las suscripciones.

Innovación: base del crecimiento económico

Su origen se remonta a la teoría de la Economía de la Innovación que supone que el crecimiento económico no está impulsado por la acumulación de capital sino por la capacidad de innovación. Se basa en el hecho de que la evolución, el emprendimiento y la tecnología son los principales motores del crecimiento económico.

La fusión de esta teoría económica y la tendencia hacia un nuevo modelo de suscripción ha creado el término subscronomics.

Los analistas de la firma suiza Pictet aportan un ejemplo muy clarificador sobre este nuevo modelo de negocio. Hasta 2011, el paquete Microsoft Office tenía que comprarse. Una vez comprado, la propiedad se mantenía porque la licencia no tenía caducidad. Hoy se denomina Office 365, es un programa basado en la nube y no es posible comprarlo, sino alquilarlo mediante una suscripción que otorga una licencia.

Los confinamientos han impulsado estos servicios

Debido a los confinamientos producidos por la pandemia de 2020, muchos usuarios se suscribieron a plataformas de entretenimiento a través de películas o series en streaming del tipo Amazon Prime, Dazn, Netflix, HBO o Disney+; de música como Spotify, o de informática como Office 365 o Adobe Creative Suite. De hecho, durante el confinamiento, las suscripciones subieron un 12%.

Pero existen muchas más plataformas de suscripción en otros sectores. Por ejemplo, Birchbox para cosmética, Bookish para las novedades literarias, Lookiero para la moda, Xbox Live Gold o PlayStation Now, para los videojuegos, o Loopas para las lentillas.

Subscronomics: mayor flexibilidad para unirse o abandonar un servicio

En Pictet señalan que una de las grandes ventajas de un modelo de suscripciones es la posibilidad de probar las distintas opciones y quedarse con la que más le convenga al usuario. Como son similares a los alquileres, existe una gran libertad para unirse o abandonar estos servicios cuando se quiera y el coste es menor.

Dicho de otra manera, ya no queremos ser los dueños de las cosas; solo queremos disfrutar de ellas. El de las suscripciones es un modelo que por un gasto reducido permite tenerlo ‘todo’.

Suscripciones más allá del entretenimiento

Ya no se trata solo de hacerse con servicios tecnológicos como la televisión o el vídeo. El modelo subscronomics se aplica ampliamente en otros sectores como las aerolíneas, la automoción o la alimentación, donde las suscripciones ofrecen descuentos exclusivos o contenidos personalizados. 

Además, este modelo tiene muchas ventajas para las empresas porque garantiza la estabilidad del crecimiento, lo que permite maximizar las inversiones. Por ejemplo, Netflix puede permitirse crear contenido propio porque puede anticipar los ingresos de los próximos meses gracias a las renovaciones de las suscripciones. Las empresas ya no venden productos, como en el ejemplo de Microsoft, sino servicios. 

Y suscripciones más allá de la pandemia

Desde un punto de vista económico, el modelo de negocio de las suscripciones ha aumentado un 403% entre 2012 y 2020 y se espera que crezca a un ritmo de entre el 10% y el 15% los próximos años. 

No en vano, un reciente informe internacional de McKinsey señala que el gasto en el entretenimiento en el hogar se mantiene estable a pesar de la situación económica global tras la pandemia. 

Las suscripciones suponen cerca de cinco puntos porcentuales del gasto mensual en los hogares de Europa, por lo que los expertos estiman que queda un margen muy amplio para que el modelo crezca y se desarrolle, sobre todo en el ámbito de la tecnología, según los analistas de Pictet. 

Las cifras de subscronomics en España y en Europa

Un estudio de Telecoming señala que España contará este año con casi 30 millones de suscripciones activas, lo que supone una facturación para las empresas de un 28% más que en 2020 (algo más de 1.000 millones de euros).

En Europa solo superan a España, Alemania, Reino Unido y Francia, con perspectivas de ganar una posición para 2025. Solo en 2021 se estima que el modelo de suscripciones supere los 29 millones de suscripciones activas y que llegará a los 62 millones en 2025.

En España, el mercado de las suscripciones alcanzará los 4.000 millones en 2021, un 28% más y subirá a los 8.000 millones en 2025, estimulado por el crecimiento de las plataformas de televisión y vídeo en streaming (1.000 millones de euros en 2021) que podría duplicarse para 2025. 

Según Telecoming, a nivel global, el vídeo es el líder mundial en el mercado de las suscripciones, con un 25% del total. Le siguen las suscripciones multiservicio (18%), la música (16%) o las cajas de productos (15%).

Singular Bank ha obtenido los datos contenidos en esta comunicación a través de otras fuentes de información que considera fiables pero no se hace responsable de la completa exactitud de los mismos. Estos datos solo tienen una finalidad informativa y no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta.

Singular Bank no se hace responsable de: (i) cualquier pérdida derivada de la utilización directa o indirecta de la información contenida en esta comunicación ni; (ii) del uso que se haga de dicha información. Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad.  

Singular Bank no se hace responsable del tratamiento fiscal de los productos de inversión.  Antes de efectuar cualquier contratación, es recomendable informarse legal, regulatoria y fiscalmente sobre las consecuencias de una inversión. 

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.

Salir de la versión móvil