El blog de SelfBank by Singular Bank

Reduflación: mismo precio, menos cantidad

Reduflación

¿Han cambiado el envase? ¿Contiene menos cantidad ahora? No, no necesita ajustar la graduación de sus gafas, se llama reduflación y aunque no haya subido el precio de ese producto que está mirando en el supermercado, algo sí que ha cambiado: trae menos.

2021: despegan los precios

En 2021 volvieron a subir los precios. Los costes operativos de la industria crecieron, tras la pausa o desaceleración durante los meses de restricciones. Además, la desescalada es a veces más lenta en los países productores que en los importadores, y el precio del gas y del petróleo se ha incrementado por diversas razones. A todo lo anterior le añadimos que faltan semiconductores. En definitiva, la tormenta perfecta, en forma de crisis de oferta, parece haberse formado cuando nos despedíamos del impacto inicial del coronavirus.

En Estados Unidos la inflación despegó un poco antes y cerró 2021 con una tasa interanual del 7%, cifra no vista desde 1982. Coches de segunda mano, alimentación y vivienda fueron los que más empujaron el índice de precios al consumidor. En la Eurozona el último dato del año de Eurostat registraba un incremento del 5%. En España aún más, cifras récord de las últimas décadas con una subida del IPC de 6,7%, la más alta desde 1992.

Reduflación: reducción por inflación

Como no podía ser de otra forma esta escalada de precios se ha propagado a todos los niveles y también ha llegado a tiendas y supermercados.

El término traído al castellano, reduflación, sigue el mismo patrón que el original en inglés: shrinkflation, shrink (encoger) e inflation (inflación). Se trata de una estrategia comercial que evita o modera la subida de precios a cambio de reducir la cantidad de producto de cada formato de venta.

Los medios se refieren a la reduflación como una fórmula cuestionable de encubrir el encarecimiento de los productos, pues para detectar este fenómeno sería necesario recordar el volumen o el peso antes del repunte inflacionario, tarea imposible para el consumidor. Quizá, la única forma, para descubrirlo en el futuro sea tomar como referencia el precio unitario (por litro, por kilogramo, por unidad).

Reduflación: un término de 2009 redefinido en 2015

Ahora es frecuente el uso de reduflación o shrinkflation para el concepto definido en este artículo. Sin embargo, fue en 2009 cuando shrinkflation aparecía por primera vez en un libro de Brian Domitrovic. Allí se utilizaba para definir que la economía se contrae y los precios suben, justamente lo que sucede en tiempos de estanflación.

Fue Pippa Malmgren, economista y asistente de George W. Bush, quien desde 2015 empezó a utilizar shrinkflation como sinónimo de downsizing (hacer más pequeño) en sus declaraciones y especialmente desde que publicó Signals: How Everyday Signs Can Help Us Navigate the World’s Turbulent Economy, en 2016.

Existen numerosos ejemplos de reduflación e incluso listados en artículos y en redes sociales, como este popular hilo de Reddit. Ahora que conoce más sobre esta práctica extendida en períodos de inflación, probablemente sea capaz de detectar algún caso la próxima vez que vaya a hacer la compra.

Salir de la versión móvil