902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

¿Qué es el WACC? ¿Cómo se calcula y para qué sirve?

¿Qué es el WACC? ¿Cómo se calcula y para qué sirve?

En el mundo económico y financiero es más que frecuente encontrarse con siglas que hacen referencia a diferentes conceptos y cálculos de elevada complejidad. Es algo habitual en este sector donde todo se mide con extrema precisión o, al menos, la máxima posible, ya que cualquier error puede tener un elevado coste.

Y hoy nos encontramos con otro grupo de letras que a buen seguro a muchos no les sonarán de nada y, sin embargo, resultan fundamentales para valorar una posible inversión. WACC son las siglas de Weighted Average Cost of Capital, que en en español significa Coste Medio Ponderado de Capital. Pero, ¿en qué consiste? Pues es un porcentaje, o una tasa, que descuenta los flujos de caja esperados de la valoración de una empresa o de un proyecto en el que invertir.

Resulta útil en tres puntos de vista:

  • Desde el del activo: tasa que descuenta el flujo de caja esperado.
  • Desde el pasivo: el coste económico que va a tener para la empresa atraer capital.
  • Desde el de la inversión: por los retornos que se esperan al invertir en patrimonio neto o deuda de la empresa.

¿Cómo se calcula el WACC?

Detrás de una fórmula un poco engorrosa, se esconde básicamente el cálculo de cuánto le cuesta a la empresa o proyecto obtener financiación, ponderando las dos fuentes principales de financiación posibles: fondos propios y endeudamiento.

Como es lógico, para que una inversión sea interesante, la rentabilidad de la empresa debe ser superior al coste de financiarse, o dicho de otro modo, su rentabilidad anual debe ser superior al WACC.

WACC = Ke * [E/(E+D)] + Kd * (1-T) * [D/(E+D)]

En la fórmula aparecen los costes de financiarse:

  • Pidiendo prestado mediante deuda financiera (Kd) y
  • destinando fondos propios (Ke).
  • El total de la deuda financiera (D), sumando corto y largo plazo
  • y los fondos propios (E).
  • T es la tasa impositiva, que grava el beneficio de la empresa (Impuesto de Sociedades).

La fórmula requiere disponer de mucha información de la compañía, aunque todos sus parámetros deberían ser fácilmente accesibles si es una empresa cotizada. Para obtener el coste del endeudamiento (Kd) y el de los fondos propios (Ke), es necesario realizar un cálculo previo:

Kd = gastos financieros / (deuda año n-1 + deuda n) /2

Los gastos financieros salen en la Cuenta de Resultados. La deuda media de año actual y del anterior la sacamos con datos del Balance.

Para calcular el coste de los recursos propios o equity (Ke), se suele utilizar el modelo del Capital Asset Pricing Model:

Ke = Rf + (Rm – Rf) * β

  • Rf: rentabilidad del activo sin riesgo (o al menor riesgo, como son las obligaciones a 10 años).
  • Rm: rentabilidad media del mercado (en España, se suele usar la del IBEX 35).
  • β: ratio entre la variación de la rentabilidad de un activo y la variación de la rentabilidad del mercado. Aparece en el dossier de información financiera de las empresas cotizadas.

Aunque necesario, el WACC no es la panacea, pues no contempla los posibles cambios del capital de la compañía, es decir, considera constante la estructura de financiación de la empresa. Por tanto, como sucede con otros indicadores, su uso no debe ser exclusivo, sino combinado con otros ratios para abarcar toda la información posible antes de destinar el dinero a un proyecto de inversión.