902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

¿Qué es el rebote del gato muerto en análisis técnico?

¿Qué es el rebote del gato muerto en análisis técnico?

Muchos analistas de bolsa utilizan patrones de análisis técnico para determinar momentos oportunos de inversión. El análisis técnico es el estudio de la evolución de los precios de las acciones, principalmente mediante gráficas.

Los analistas determinan cuando se forma una figura en la gráfica que implique un patrón de comportamiento recurrente. Una de las figuras más populares es conocida como el rebote del gato muerto. Ésta se produce cuando, tras una caída importante en el precio de una acción, se experimenta una recuperación clara e importante antes de continuar con una clara bajada.

La expresión empezó a utilizarse en Wall Street tras el colapso bursátil de 1987, donde la mayor parte de bolsas del mundo cayeron en picado. Su origen es bastante desagradable ya que proviene de la metáfora de que cualquier cosa rebota al llegar al suelo si se deja caer de una distancia suficiente, incluido un gato. A pesar de ello, es importante conocerla ya que se utiliza de manera muy frecuente en los mercados.

¿Cómo funciona el rebote del gato muerto?

El patrón es siempre el mismo: tras una serie de caídas importantes se produce un rebote que no dura demasiado, y posteriormente se reanudan las caídas importantes.

Es fundamental distinguir entre una recuperación real o un rebote simplemente temporal (lo llamaremos rebote de gato muerto) y sólo lo sabremos con seguridad con posterioridad. Por tanto, la figura del rebote de gato muerto se aprecia una vez que ya ha sucedido.

Si tenemos claro que se va a producir el rebote del gato muerto, una estrategia inversora adecuada a seguir puede ser el posicionarse en corto. De esta forma ganaremos dinero recomprando la acción cuando termine de bajar su precio.

Muchos analistas dudan de la eficacia y utilidad del análisis técnico, y de su capacidad predictiva. En efecto, una figura como el rebote del gato muerto sólo se puede determinar con seguridad cuando ya ha sucedido. Sin embargo la expresión nos resulta útil para comunicar de forma rápida cuando pensamos que una subida puntual dentro de una caída grande sólo es temporal.

 

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. Self Bank no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El Cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Self Bank proporciona esta información a través de un proveedor y no asume compromiso alguno de la actualización en el contenido de la información presentada. La evolución o resultados pasados de las inversiones no garantizan la evolución o resultados futuros.

Self Bank no acepta ningún tipo de responsabilidades por pérdidas, directas o indirectas, como consecuencia de este informe. Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Self Bank.