El blog de SelfBank by Singular Bank

¿Oro o plata? Cinco aspectos a considerar antes de elegir uno de ellos

plata

En tiempos de inflación muchos inversores valoran tomar posiciones en metales preciosos como el oro o la plata. Ambas opciones protegen contra las incertidumbres y la inflación, pero no funcionan igual.

Por lo tanto, entender las diferencias entre cómo se utiliza cada metal, sus matices económicos y sus características técnicas puede ayudar a determinar cuál de los dos metales podría mejorar más una cartera.

Estos son algunos factores a considerar a la hora de determinar la inversión en oro o en plata para que consoliden mejor una inversión estratégica y para que los inversores valoren cuál tiene más sentido para su cartera.

Por último, recordaremos las distintas alternativas que hay para invertir en oro o plata en el mercado.

1. Plata: más ligada a la economía global

La plata tiene un importante uso en la industria pesada y en la alta tecnología. De hecho, cerca de la mitad de la plata que se produce se utiliza como metal industrial en las tablets, los teléfonos móviles inteligentes, los sistemas eléctricos de los vehículos, los paneles solares y otros productos y aplicaciones.

Como resultado, la plata es más sensible a los cambios en la economía que el oro, que tiene menos usos más allá de la joyería y la inversión. Cuando las economías despegan, la demanda de plata tiende a crecer.

2. Plata: cobertura contra la inflación

Si se revisan los datos históricos se observa que tanto el oro como la plata han proporcionado buenas ganancias cuando la inflación sube, en parte porque la subida en los precios de los bienes y servicios a menudo coincide con un dólar más débil.

Ambos metales se valoran en dólares, por lo que cuando el billete verde cae, el oro y la plata tienden a subir porque se hacen más baratos para quienes las compran con otras monedas. Por tener una mayor demanda para la industria, la plata es más sensible a estos cambios: sube más que el oro cuando aumentan los precios y el dólar se deprecia.

3. Oro: menos volátil

La volatilidad en los precios de la plata es muy superior a la del oro. Si bien la inversión intradía puede aprovechar las ventanas de volatilidad de la plata, para la gestión del riesgo de una cartera esta volatilidad puede llegar a ser más complicada.

Esa volatilidad puede traducirse en mayores ganancias en el largo plazo, pero a menudo conlleva el riesgo de una mayor caída.

4. Oro: mayor diversificación

La plata puede ser considerada como una buena herramienta para la diversificación de una cartera con una moderada correlación positiva con las acciones, los bonos y las materias primas. Sin embargo, el oro es un instrumento diversificador más potente.

El metal dorado ha estado consistentemente descorrelacionado con las acciones y tiene poca correlación con otras grandes clases de activos por una buena razón: el oro se ve menos afectado por los descensos económicos debido a que sus utilizaciones industriales son muy limitadas.

¿Cómo invertir en oro y plata?

Uno de los aspectos más relevantes de invertir en metales preciosos como el oro y la plata es la gran variedad de formas que permiten.

Metales físicos

Frente a las acciones y los bonos, el oro y la plata pueden ser adquiridos como activos físicos, bien en forma de lingotes o monedas que pueden mantenerse en custodia en algunas entidades financieras —o incluso en las viviendas particulares—. Este último aspecto es especialmente relevante para algunos inversores que gustan de tocar los bienes que poseen.

Sin embargo, el metal precioso físico sufre los costes de la producción y distribución. Además, no todo el mundo puede almacenar oro o plata en su casa, lo que implica el coste de la custodia por terceros, y tenerlo en casa supondría un seguro específico antirrobo.

Fondos cotizados

Los fondos cotizados o ETF se han convertido en una manera popular de exponerse al oro y la plata sin la responsabilidad y el riesgo de almacenar un activo físico. Tal y como sucede con las acciones o los bonos.

La custodia y los costes asociados al oro o la plata que respaldan al ETF corren a cuenta del emisor del ETF, que luego los pasa al tenedor del fondo.

Acciones de compañías mineras

Algunos inversores se decantan por la oportunidad de comprar acciones de empresas cotizadas dedicadas a la minería del oro y la plata o fondos de inversión especializados.

Sin embargo, las mineras suelen dedicarse a la extracción y producción de varios metales, por lo que pierden parte del impacto de las variaciones en los precios del oro o la plata.

En resumen, hay varias formas de hacerse con oro o plata para cubrirse ante las incertidumbres del mercado o el repunte de la inflación. Ambos metales tienen sus características, lo que supone ventajas e inconvenientes que debe conocer el inversor.

La operativa con productos cotizados está dirigida a inversores que deben tener experiencia y conocimientos financieros suficientes para invertir en ellos. La inversión en estos productos requiere una vigilancia constante de la posición ya que comportan un alto riesgo y se puede perder el 100% del capital invertido.

Antes de efectuar cualquier contratación, es recomendable informarse legal, regulatoria y fiscalmente sobre las consecuencias de una inversión.

Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad.

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. 

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.

Salir de la versión móvil