902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Los ETFs más grandes del mundo

Los ETFs más grandes del mundo

Los ETFs se han convertido en los últimos años en uno de los vehículos de inversión más populares. Vamos a ver cuales son los principales ETFs medidos según activos bajo gestión (Assets Under Management). Antes sin embargo repasemos brevemente qué es un ETF y por qué puede resultar un buen activo para nuestra cartera.

¿Qué es un ETF?

Conocido como fondo cotizado (Exchange Traded Fund), los ETFs son fondos que replican un índice o cesta de activos. Puesto que puede incluir multitud de activos de diversos tipos, proporcionan una herramienta ideal para obtener de forma simple una buena diversificación. La comisión de gestión suele ser inferior a la de los fondos de inversión, y la operativa de compraventa es sencilla, muy similar a la de las acciones.

ETFs Globales y de Mercados Emergentes

Los fondos cotizados globales permiten al inversor obtener una gran diversificación geográfica y exposición a economías tanto desarrolladas como emergentes. Entre las muchas características atractivas de los países emergentes se encuentran una población en crecimiento, niveles crecientes de consumo, y relativamente bajos niveles de endeudamiento.

Los inversores solemos mirar a mercados emergentes en búsqueda de potencial de rentabilidad más alto, sin embargo debemos ser conscientes de que esto suele venir asociado a niveles más altos de riesgo. Los factores más relevantes de riesgo en este tipo de inversiones suelen ir asociados a la potencial inestabilidad política, los cambios de divisa o bajos niveles de liquidez de los activos.

Los tres ETFs más grandes del mundo medidos por activos bajo gestión de mercados emergentes son:

  • Vanguard FTSE Emerging Markets ETF – VWO
  • iShares MSCI Emerging Markets ETF – EEM
  • iShares MSCI EAFE ETF – EFA

A junio de 2018 los activos bajo gestión en estos tres ETFs eran los siguientes: 65.000 Mn$ el VWO, 38.000 Mn$ el EEM y 77.000 Mn$ el EFA.

ETFs que replican índices

Los ETFs se han convertido en una herramienta muy popular para los inversores pasivos. Mediante el uso de ETFs que replican índices como el S&P500, podemos obtener exposición a la rentabilidad del mercado en su conjunto. Esto quiere decir que no intentamos escoger qué empresas van a evolucionar mejor que otras, sino que invertimos en todo de manera diversificada, eliminando el riesgo de escoger una empresa individual que quiebre.

Estos ETFs también se pueden utilizar como herramientas más sofisticadas, al igual que los futuros y derivados sobre índices. La ventaja de los ETFs es que son una herramienta transparente y accesible a todo tipo de inversores.

Los ETFs más grandes del mundo medidos por activos bajo gestión que repliquen índices son:

  • SPDR S&P 500 ETF – SPY
  • iShares Core S&P 500 ETF – IVV
  • Vanguard Total Stock Market ETF – VTI

Algunos de ellos barajan cifras realmente espectaculares de activos bajo gestión. El ETF que lidera la clasificación es el SPY con más de 250.000 Mn$, una cantidad que superan apenas un puñado de compañías cotizadas medidas por capitalización bursátil.

ETFs que miden volatilidad

El VIX (Chicago Board Options Exchange Volatility Index) fue creado en 1993 para medir la volatilidad del mercado. Es conocido entre los inversores como el “índice del miedo”. Este índice refleja la expectativa del mercado a plazo de 30 días sobre la volatilidad del S&P500 basándose en el precio de las opciones sobre el S&P500.

Este tipo de vehículos de inversión pueden ser interesantes para inversores con alto grado de conocimiento que quieran desarrollar estrategias más complejas. Los ETFs más grandes del mundo medidos por activos bajo gestión vinculados a la volatilidad de los mercados son:

  • iPath S&P 500 VIX Short-Term Futures ETN – VXX
  • ProShares VIX Short-Term Futures ETF – VIXY

La complejidad de esta estrategia hace que los activos bajo gestión en esta categoría sean muy inferiores a los ETF que replican índices bursátiles. A junio de 2018, el VXX apenas tenía 1.000 Mn$ en activos bajo gestión.

ETFs para invertir en el mercado inmobiliario

Los REITS (Real Estate Investment Trusts), y sus equivalentes en España (las Socimis), son vehículos de inversión para poder tener exposición a activos inmobiliarios. De una manera diversificada, a bajo coste, y con importantes ventajas fiscales, podemos invertir en el mercado inmobiliario. Otra de las ventajas importantes de este tipo de activos es que históricamente la correlación entre los precios inmobiliarios y la renta variable ha sido baja. Por tanto tener una parte de nuestra cartera en activos inmobiliarios puede servir para suavizar la volatilidad de nuestro patrimonio.

Los ETFs más grandes del mundo medidos por activos bajo gestión vinculados al mercado inmobiliario son:

  • Vanguard REIT ETF – VNQ
  • iShares U.S. Real Estate ETF – IYR
  • Schwab U.S. REIT ETF – SCHH

Para hacernos una idea de los volúmenes que manejan estos ETF, el VNQ de Vanguard tiene unos 30.000 Mn$ en activos bajo gestión.

ETFs para invertir en materias primas

Las materias primas, llamadas commodities en inglés, se caracterizan por ser intercambiables con otras materias primas del mismo tipo, y por tanto siempre habrá liquidez en el mercado para ellas. Una onza de oro en España es igual que una onza de oro en Estados Unidos, y siempre habrá algún comprador y algún vendedor interesado.

Como normal general los precios de las materias primas suben cuando se acelera la inflación, por tanto constituyen también una buena forma de proteger el poder adquisitivo de nuestro patrimonio frente a la inflación.

Históricamente se han utilizado principalmente derivados, como futuros, para invertir en materias primas. Hoy podemos encontrar multitud de ETFs que nos permiten invertir de manera eficiente en todo tipo de materias primas.

Los ETFs más grandes del mundo medidos por activos bajo gestión de materias primas son:

  • SPDR Gold Shares – GLD
  • iShares Gold Trust – IAU
  • iShares Silver Trust – SLV

La comodidad que supone poder invertir en materias primas a través de ETFs hace que el más popular de los que invierte en oro, el GLD, ya tenga más de 30.000 Mn$ en activos bajo gestión.

Conclusión

El rápido crecimiento del mercado de ETFs nos permite como inversores estructurar una cartera de inversión que se adapte a nuestras necesidades, con una enorme diversificación y a un muy bajo coste. Los ETFs son una herramienta versátil y eficiente para gestionar tanto pequeñas cantidades como grandes patrimonios. La transparencia de estos fondos cotizados nos ayuda a entender en qué está invertido nuestro dinero, proporcionando un buen vehículo para nuestro capital.

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. Self Bank no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El Cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Self Bank proporciona esta información a través de un proveedor y no asume compromiso alguno de la actualización en el contenido de la información presentada. La evolución o resultados pasados de las inversiones no garantizan la evolución o resultados futuros.
 Self Bank no acepta ningún tipo de responsabilidades por pérdidas, directas o indirectas, como consecuencia de este informe. Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Self Bank.