El blog de SelfBank by Singular Bank

Las casillas más importantes de la declaración de la renta para un inversor

Un año más ha llegado el momento de realizar nuestra declaración de la renta y cumplir con nuestras obligaciones fiscales. A continuación vamos a ver algunos aspectos prácticos para facilitar y optimizar la declaración de los réditos de nuestras inversiones. Hay dos grandes apartados que nos resultarán importantes como inversores:

Rendimientos de capital mobiliario

En la página 3 de nuestra declaración encontraremos el apartado B de Rendimientos de capital mobiliario.

En la casilla 025 deberemos introducir el rendimiento por depósitos y activos financieros en general. Aquí corresponde introducir todos los intereses cobrados por nuestros depósitos bancarios y cuentas remuneradas.

En la casilla 026 deberemos introducir todo lo que hayamos cobrado en forma de dividendos de nuestras inversiones. Es importante no olvidar incluir las retenciones y los gastos de administración y depósito. Estos gastos se descuentan de los ingresos, y por tanto hará que tengamos que pagar menos.

La casilla 030 está reservada para los rendimientos procedentes de contratos de seguro de vida o invalidez. Debemos tener en cuenta que en caso de haber percibido dinero de un seguro de vida, podemos reducir la parte proporcional a las primas que se hayan generado antes de 1994.

Ganancias y pérdidas patrimoniales

El apartado más importante para la mayoría de inversores es el de Ganancias y pérdidas patrimoniales. Corresponde al apartado G2 situado en la página 9. En este apartado vamos a tener que declarar todas las ganancias que hemos obtenido por compraventa de acciones, fondos, ETF, opciones, futuros, etc.

Fondos de inversión:

Las transmisiones o reembolsos de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva están sometidas a retención. Esto quiere decir que al vender (reembolsar) un fondo, Hacienda aplica automáticamente una retención.

En la casilla 0294 tendremos que introducir el NIF de la sociedad o fondo de inversión. Es importante recordar que en caso de que las participaciones hayan sido adquiridas con anterioridad a 1994, podemos aplicar una serie de coeficientes reductores que nos ahorrarán impuestos. También podemos deducir del beneficio obtenido la comisión de suscripción, reembolso, gestión y custodia. Normalmente la entidad ya habrá descontado estos gastos del resultado final, y los podremos consultar en el resumen de operaciones.

Sin duda la ventaja fiscal más importante de los fondos de inversión es que sólo debemos incluir los datos de nuestros fondos en la declaración de IRPF si hemos reembolsado el fondo. El traspaso de un fondo a otro no exige pagar a Hacienda. De esta forma podemos realizar traspasos entre diferentes fondos, dejando que el dinero crezca aprovechando el interés compuesto, y sólo pagaremos impuestos en el momento del reembolso final.

Acciones, ETF, Opciones y Futuros:

Las ganancias o pérdidas que hayamos obtenido con la compraventa de nuestras acciones de empresas las tendremos que indicar en la casilla 0321. Debemos tener en cuenta que en este apartado incluiremos no sólo las operaciones con acciones, sino también las operaciones realizadas con participaciones negociables. Esto incluye ETF, opciones y futuros. Los CFDs son una excepción, ya que éstos se incluyen en la sección de otros elementos patrimoniales.

Al introducir los datos de nuestras operaciones deberemos incluir información sobre la entidad emisora y el tipo de valor. El caso más frecuente será que seleccionemos el primer tipo (válido para acciones y ETF). No debemos olvidar que igualmente podemos deducir los gastos de administración y depósito, así como las comisiones de compraventa.

Deberemos introducir cualquier ganancia obtenida con la venta de derechos de suscripción en la casilla 0336. Es importante recordar que el tratamiento fiscal de los scrip dividend ha cambiado, y es una de las novedades de la renta 2017.

Venta de vivienda y CFDs:

Otro apartado en nuestra declaración es el de las Ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de la transmisión de otros elementos patrimoniales. Este apartado está dedicado principalmente a la vivienda, aunque también incluye algunos otros activos como los CFDs.

En la casilla 0340 tendremos que indicar la clave, entre las 5 que nos da a elegir Hacienda, del tipo de elemento patrimonial que estamos declarando. Recuerda que si reinvertimos el dinero obtenido con la venta de nuestra vivienda en adquirir otra vivienda en el plazo de dos años, nos ahorraremos impuestos. Existe una exención por reinversión en vivienda habitual. Podemos indicar el valor de transmisión de la vivienda habitual susceptible a esta exención en la casilla 0347.

Compensar pérdidas y ganancias

Una vez introducidos todas nuestras operaciones, podremos ahorrar impuestos si tenemos pérdidas que compensar de ejercicios anteriores. Podremos imputar pérdidas de hasta 2013. Para imputar pérdidas procedentes de transmisiones de ejercicios anteriores utilizaremos la casilla 0378.

A la hora de compensar pérdidas patrimoniales pendientes de 2016, utilizaremos la casilla 0431. Estas ganancias y pérdidas se integrarán en la base imponible del ahorro de nuestra declaración.

Teniendo en cuenta todos los elementos que hemos visto conseguiremos optimizar nuestros impuestos, y no pagar de más por nuestras inversiones en la declaración de la renta.

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. Self Bank no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El Cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Self Bank proporciona esta información a través de un proveedor y no asume compromiso alguno de la actualización en el contenido de la información presentada. La evolución o resultados pasados de las inversiones no garantizan la evolución o resultados futuros.
Self Bank no acepta ningún tipo de responsabilidades por pérdidas, directas o indirectas, como consecuencia de este informe. Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Self Bank.
Salir de la versión móvil