El blog de SelfBank by Singular Bank

La vuelta al cole, la vuelta al gasto

Education. Back to School Supplies Sale

Tras unos meses de vacaciones de verano, los niños españoles regresan en septiembre al colegio para recuperar nuevamente la rutina del estudio. Pero más allá de ese bonito y esperado reencuentro con los amigos del colegio, ese momento supone para las familias un importante desembolso económico que va de la mano de la comercial “vuelta al cole”.

Libros, mochila, carpeta, material escolar, ropa nueva, matriculaciones en actividades extraescolares y un largo etcétera forman parte ya de la vuelta de las vacaciones de muchas familias que ven cómo septiembre marca el inicio temprano de la conocida “cuesta de enero”.

Pero la nueva campaña escolar no sólo implica un gasto puntual al inicio del curso, sino que además habrá que afrontar las mensualidades hasta el próximo mes de junio correspondientes a la propia cuota escolar, el comedor, las actividades extraescolares, etc. En definitiva, una partida en las finanzas familiares que debe tenerse bajo control para no incurrir en situaciones de falta de liquidez.

¿Cuánto cuesta el curso escolar a las familias españolas?

Para el curso escolar 2011-2012, el Instituto Nacional de Estadística (INE) llevó a cabo un estudio específico en el que 5.607 viviendas contestaron a una encuesta relativa a todos los gastos asociados a la educación de los miembros de la familia. Aunque ya hace unos años del mismo, es el último estudio específico de gasto educativo que ha publicado el INE.

El gasto medio por estudiante durante el curso académico ascendía, siempre según el mencionado estudio, a los 822€ en el caso de escolarización pública, 1.549€ en el caso de la escuela privada concertada y 3.627€ en la escuela privada sin concierto. En el caso de estudios universitarios las cifras son significativamente mayores, ascendiendo el gasto del curso escolar en una universidad pública a los 1.339€ y en una privada a los 5.664€.

Resulta especialmente interesante del estudio del INE la evaluación de los componentes del gasto anual en educación. El mencionado estudio separa los gastos escolares en:

Clases lectivas: corresponde a la propia cuota escolar y a todas aquellas enseñanzas complementarias (clases particulares, academias de refuerzo…) de carácter voluntario.
Servicios y actividades complementarias: en este grupo se incluyen las actividades extraescolares, el servicio de comedor, el transporte, las excursiones y los servicios de “guardería” tanto a la entrada como a la salida.
Equipamiento escolar: libros, uniformes, material escolar diverso, etc.

Del gasto “de golpe” del equipamiento escolar a las “cómodas cuotas” del resto de servicios

Los gastos que normalmente más impacto tienen en las economías domésticas son los que hay que atender de manera inexcusable antes de dar arranque el nuevo curso. Desde los temidos libros escolares, hasta todo el material escolar que sea necesario renovar para los próximos 10 meses de colegio: mochilas, estuches, carpetas, bata, chándal del colegio, calzado, etc.

Estos gastos supusieron una media de 359,50€ por estudiante, repartidos en 141€ en libros, 132€ en ropa y uniformes, y unos 86,50€ en papelería y otros gastos menores. Este gasto supone alrededor del 35% del presupuesto anual en el caso de los estudios cursados en escuelas públicas y concertadas.

La partida de gasto que presenta mayores desviaciones entre los costes medios totales es precisamente la de las clases lectivas. En efecto, desde la gratuidad de la enseñanza en las escuelas públicas hasta los 2.500-3.000€ de media en las escuelas privadas hay una variabilidad de coste medio muy significativa.

Para poder hacerse una idea, el peso de esta partida de gasto en los estudiantes de escuelas públicas apenas supuso un 5% del gasto total medio (35€ por alumno), mientras que en las aulas concertadas la proporción fue de un 22,7% (352€ por alumno) y en las privadas del 62% (1.977€ por alumno).

Para terminar, el resto de partidas, en las que se incluyen los servicios y actividades complementarias (comedor, extraescolares, etc) suponen en general alrededor del 25% del presupuesto anual sin excesivas discrepancias por tipología de centro educativo.

Las dos partidas que mayor gasto representan para las familias son los de comedor (542€ en escuelas públicas, 869€ en escuelas concertadas y 1.008€ en escuelas privadas) y las actividades extraescolares, con una media de gasto de 362€ por estudiante.

Aunque este estudio pueda parecer un tanto desfasado en el tiempo, pues se refiere al curso escolar 2011-2012, estudios similares más recientes, como el elaborado por la Organización de Consumidores (OCU) en julio de 2013, arrojan unas cifras algo superiores, estableciendo este estudio por ejemplo un gasto medio del curso escolar para un estudiante en escuela pública de 1.268€, 2.386€ para escuela concertada y 5.232€ para el caso de estudios en escuela privada sin concierto, cifras todas alrededor del 50% superiores a las del estudio del INE.

En cualquier caso, ambos no son más que estudios estadísticos en base a una muestra de familias más o menos importante. Lo que cada uno debería hacer sin excusa es su presupuesto personal de gastos asociados a la escolarización de sus hijos, evitando así sorpresas de última hora.











Salir de la versión móvil