914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

Informe Cierre de Mercados 17 de enero de 2023

Informe Cierre de Mercados 17 de enero de 2023

Renta variable

El IBEX 35 cierra plano

Jornada estable en los índices europeos, con ligeras variaciones al alza. A la espera de nuevas señales que anticipen la senda de endurecimiento de la Fed y del BCE, los mercados se han mostrado cautos ante los positivos indicadores macroeconómicos publicados hoy.

A pesar de confirmarse la moderación de las tasas de inflación en diciembre en Italia (+11,6% interanual) y Alemania (+8,6%), los inversores no han manifestado mayor apetito por el riesgo. La mejora del índice de confianza inversora ZEW, que ha entrado en terreno positivo por primera vez desde febrero de 2022 tanto en Alemania como en la Eurozona, es reflejo de la mejoría de las bolsas en los últimos meses que ha favorecido cierta mejoría del sentimiento económico. Una mejora de la confianza empresarial (aunque sigue en niveles bajos) que se une a las mayores expectativas de los consumidores y a la fortaleza del mercado laboral como argumentos para que el BCE continúe con su senda de endurecimiento de la política monetaria.

En contraste, en EEUU el índice manufacturero Empire State de la Fed de Nueva York, informe que evalúa las condiciones de la industria manufacturera, ha caído a -32,9 puntos (vs. -11,2 puntos en diciembre), su menor nivel desde los primeros meses de la pandemia. Una evolución que evidencia el deterioro de la demanda interna y externa y una mayor tensión en la cadena de valor global, ya advertida la semana pasada por el Índice de Presión de la Cadena de Valor. Por otro lado, la encuesta de CEOs de PwC presentada ayer en el foro de Davos muestra el pesimismo con el que los CEOs mundiales afrontan 2023, donde más del 70% espera un empeoramiento de la coyuntura económica. No obstante, el 60% no estaría considerando reducir las plantillas de sus empresas, mientras que el 80% no se plantea rebajar la remuneración a sus empleados.

En Asia-Pacífico, la jornada ha registrado una evolución mixta marcada por la declaración del vice-premier chino en el foro de Davos, donde ha afirmado que China ya habría pasado el pico de contagios, y por la publicación del dato de PIB de China. A pesar del mayor crecimiento de lo esperado, el aumento del 3% del PIB (vs. 2,8% esperado) se sitúa lejos del objetivo del 5,5% marcado en marzo por el gobierno y supone el menor crecimiento desde 1976 (a excepción de 2020). Una mejora que se ha visto apoyada por la recuperación de las ventas minoristas y la producción industrial en diciembre y se espera que se mantenga tras la flexibilizando la política zero covid y la reapertura de la economía. No obstante, la ralentización de la actividad económica global, los altos niveles de deuda o la incertidumbre energética, entre otros factores, mantienen la incertidumbre en la potencia asiática en el corto y medio plazo. En este contexto, el Shanghái Composite (-0,10%) y el Hang Seng (-0,78%) han cerrado en rojo, mientras que el Nikkei 225 (+1,23%) y el BSE Sensex (+0.94%) han registrado avances.

En Europa, el Eurostoxx 50 ha ganado un 0,42%, y mantiene su tendencia alcista desde inicios de año. Asimismo, ha destacado el avance del 0,48% del CAC 40 francés.

En España, el IBEX 35 ha cerrado por debajo de 8.900 puntos tras avanzar únicamente un 0,22%. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se han situado en Cellnex (2,63%), Acciona (2,48%) y Solaria (2,16%). En contraste, las mayores caídas se han registrado en Grifols (-2,59%), Enagás (-1,24%) y Merlin Pro (-1,02%).

Finalmente, en EEUU, al cierre de la sesión europea, el S&P 500 registra una caída de un 0,18%, mientras que el índice tecnológico Nasdaq Composite avanza un 0,06%.

Renta fija

Jornada con gran volatilidad en los mercados de deuda soberana. Tras un comienzo dubitativo, con ligeras variaciones de las rentabilidades al alza, la TIR de la deuda soberana ha caída intensamente. Especialmente acusada ha sido la caída en los tramos cortos, donde ha llegado a superar 19 pb en el caso del bono a 2 años italiano. En los tramos largos, las caídas registradas han variado entre 9 y 15 pb en el caso de los bonos a 10 años de la Eurozona, mientras que el Gilt (-6 pb) y Treasury (+1 pb) de igual duración se han mantenido más estables.

A la espera de las reuniones de los principales bancos centrales en la primera semana de febrero, desde el BCE continúan mostrando señales de la senda que seguirá la autoridad monetaria europea durante la primera parte de 2023. A pesar de la moderación de las tasas de inflación, Philip Lane, economista jefe del BCE, ha vuelto a resaltar la necesidad de continuar con el endurecimiento de la política monetaria. En concreto, ha señalado la intención del BCE se elevar los tipos de interés hasta que restrinja el crecimiento económico y se normalicen las tasas de inflación. En este sentido, espera que el efecto base y la caída de los precios energéticos contribuyan a moderar la evolución del IPC en la Eurozona, aunque será la política monetaria del BCE y las medidas de los gobiernos nacionales los que, no antes de 2024, devolverán la tasa de inflación a un nivel cercano al objetivo del 2%.

Por otro lado, el Tesoro Público español ha colocado 2.052 millones de € en letras a 3 y 9 meses. En concreto, el organismo ha captado 520 millones de € en Letras a 3 meses con un tipo de interés marginal del 2,198%, muy por encima del 1,645% de la última subasta. En Letras a 9 meses, el Tesoro ha colocado 1.532 millones con una rentabilidad marginal del 2,839% frente al 2,380% previo. Tanto el tipo de interés marginal de las Letras a 3 como a 9 meses se sitúan así en su mayor nivel desde 2012. Esta emisión se produce tras la presentación por parte del Tesoro de su estrategia de financiación en 2023. Llevará a cabo una emisión de 70.000 millones de €, cuya demanda estará marcada por el encarecimiento de los costes de la deuda tras la subida de tipos y la retirada de estímulos monetarios del BCE.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Repunte de los precios del petróleo tras las declaraciones de miembros de la OPEP, que esperan un repunte de la demanda de crudo de China en 2023. Así, el precio del petróleo Brent ha llegado a superar 86 $ por barril, su mayor cotización desde comienzos de diciembre.

En concreto, la Organización de Exportadores de Petróleo estima que tras la flexibilización de la política zero covid y la reapertura de la economía, China incrementará la demanda en más de 500.000 barriles por día (bpd). Un aumento de las importaciones, que, sumadas a las de India, contribuirían a compensar la caída esperada de la demanda de crudo de los países avanzados. En este sentido, ya en diciembre repuntaron las importaciones de petróleo un 4% respecto al año anterior, mientras que la gran demanda de gasolina y diésel en enero, mes marcado por el primer año nuevo lunar chino sin restricciones de movilidad desde 2020, o el incremento de las cuotas de importación y exportación de crudo anticipan un nuevo aumento de la demanda de crudo.

No obstante, la cotización del petróleo, que ha repuntado más de un 10% en los últimos diez días en el caso del Brent, se aproxima a unas semanas de incertidumbre a medida que nos acerquemos a febrero, cuando entrará en vigor el embargo total de la UE a la importación de crudo y derivados de Rusia y será efectivo el tope de 60 $ por barril. La respuesta de Rusia, que ha prohibido la venta de petróleo a aquellos países que se adhieran al tope, añade mayor tensión en la oferta global. Así, junto al aumento de la demanda de China, las expectativas de una menor caída de la actividad económica global o la deteriorada capacidad de EEUU de inundar el mercado con petróleo de sus reservas, el precio del petróleo podría continuar repuntando durante las próximas semanas.

Por otro lado, se mantiene en niveles bajos en comparación con los alcanzados en 2022. Las tibias temperaturas de diciembre y enero han permitido mantener los inventarios de gas en la Eurozona por encima del 80% del total de su capacidad (en España están al 93,5%). Esto, unido a los nuevos acuerdos comerciales con países como EEUU o Catar, o la caída de la demanda de China tras completar el llenado de sus reservas ha situado el precio del gas TTF (de referencia en Europa) en 58 €/MWh tras alcanzar ayer su nivel más bajo desde 2021.

En este contexto, los principales metales preciosos muestran una tendencia al alza. Especialmente ha destacado el aluminio que avanza hasta 2.621 dólares (+1,0%). En el mercado de divisas la cotización del cruce euro/dólar ha mostrado pocas variaciones, y a cierre de sesión europea ha retrocedido un 0,2% a 1,08. Así, el Dollar Index cotiza en 102,1 con un avance de un 0,17%.

Macro

Sentimiento económico en la Eurozona y Alemania, encuestas ZEW

En enero, el indicador de sentimiento económico ZEW de Alemania ha repuntado significativamente hasta situarse en terreno positivo por primera vez desde febrero de 2022. En concreto, ha aumentado 40,2 puntos hasta 16,9 puntos (vs. -23,3 puntos en diciembre). Todo ello explicado principalmente por una evolución más favorable de los mercados energéticos y el tope a los precios de la energía impuestos por el Gobierno alemán. A su vez, han mejorado las condiciones de las exportaciones del país ante el levantamiento de las restricciones en China.

De esta manera, el subíndice de situación actual de la economía alemana ha mejorado ligeramente en 2,8 puntos hasta -58,6 puntos.

Por su parte, en la Eurozona el indicador de sentimiento económico ha mejorado en 40,3 puntos hasta 16,7 puntos y el subíndice de situación actual en 2,6 puntos respecto a noviembre hasta -54,8 puntos.

Inflación en Alemania

En diciembre, la inflación en Alemania moderó su senda de crecimiento en 1,4 pp hasta un 8,6% anual (vs. 10,0% anual en el mes previo), confirmando así el resultado preliminar.

Esta evolución se apoyó en el repunte del crecimiento interanual de los precios de la energía, si bien se moderó respecto al mes anterior hasta un 24,4% (vs. 38,7% en noviembre). Entre sus componentes, destacó la disminución en el crecimiento del gas natural hasta un 26,1% interanual (vs. 112,2% en noviembre) y de gasóleo para calefacción de un 45,0% (vs. 55,0%). Por su parte, el precio de la electricidad se mantuvo estable con un repunte de un 27,2% (vs. 27,1%)

Además, se observó una ligera relajación en el crecimiento del precio de los alimentos de 0,4 pp hasta un 20,7% interanual. En contraste, repuntó en los bienes de consumo (+6,8%) y en los servicios (+3,9%) respecto a diciembre de 2021.

La inflación subyacente (excluyendo energía y alimentos) aumentó en 0,2 pp hasta un 5,2% anual en diciembre (vs. 5,0% anual en el mes anterior).

De esta manera, el índice de precios aumentó de media en 2022 en un 7,9%.

Inflación en Italia 

En diciembre, según Istat, la inflación en Italia se moderó ligeramente hasta un 11,6% anual (vs. 11,8% anual en diciembre), en línea con su primera estimación.

Una tendencia nuevamente explicada por la evolución de los precios de la energía, si bien se moderaron respecto al mes anterior hasta un 64,7% interanual (vs. 67,6% en noviembre). A su vez, se contuvo el incremento de los precios de los alimentos y alcohol (12,8% vs. 13,2% en noviembre). En contraste, repuntó el precio de los bienes duraderos y no duraderos a un 6,4% y 6,1%, respectivamente (vs. 5,9% y 5,6%, respectivamente) y en los servicios en un 4,1% (+0,3 pp).

Por su parte, la inflación subyacente (excluyendo alimentos no elaborados y energía) se situó en un 5,8% anual, 0,2 pp superior a su registro del mes anterior.

En este sentido, la inflación repuntó de media un 8,1% en 2022.

Índice Empire Manufacturing de la Fed de Nueva York, EEUU

El índice Empire Manufacturing de la Reserva Federal de Nueva York ha mostrado una significativa caída de la actividad en la primera quincena de enero. En concreto, el indicador de condiciones comerciales actuales ha disminuido a -32,9 puntos (vs. -21,7 puntos en diciembre), por debajo de lo previsto por el consenso de analistas de -8,7 puntos. En este sentido, un 11,3% de los encuestados ha afirmado que las condiciones habían mejorado durante el mes, frente a un 44,2% que ha destacado una peor situación.

Entre los principales subíndices, el de envíos ha registrado una contracción de 27,7 puntos hasta -22,4 puntos (vs. 5,3 puntos el mes anterior), a la vez que el de nuevas órdenes de pedido ha descendido respecto a diciembre en 27,5 puntos hasta -31,1 puntos. Por su parte, se han visto disminuidos los plazos de entrega en 1,0 puntos hasta 0,9 puntos, frente al ligero repunte de los inventarios en 0,8 puntos hasta 4,5 puntos.

A su vez, el indicador de condiciones comerciales futuras ha mejorado en 1,7 puntos hasta -8,0 puntos ante la subida de los indicadores de nuevos pedidos y envíos, así como, se espera que el empleo aumente ligeramente.  

Empresarial

Mapfre (Hoy: 0,92%; YTD: 3,59%)

La aseguradora española Mapfre ha anunciado un avance de sus resultados anuales que darán a conocer el 9 de febrero. En este sentido, la compañía ha anunciado un aumento de sus ingresos por primas de un 10,8% hasta 24.540 millones de €.

Esta evolución se ha visto beneficiada del efecto divisa (+5,3%) y lastrada por la venta de Bankia Vida (-0,8%) y la póliza plurianual con Pemex (-2,4%). Si no se tienen en cuenta, el avance de las primas ha sido de un 8,7% anual.

En este sentido, el principal crecimiento ha sido el registrado en Brasil (+45,3% anual) hasta 4.851 millones de €, que ha sido apoyado por la buena evolución de su moneda con una apreciación de un 18% en el año, así como el buen comportamiento en su rama de no vida.

Por su parte, la estructura de la compañía se encuentra dedicada al seguro y reaseguro tanto para particulares como empresas, proviniendo el 78% de las primas de su rama de no vida, y viendo como su rama de vida se está recuperando tras la disminución de la mortalidad por covid-19.

Todo ello en un entorno, en que las aseguradoras de automóviles han estado bajo presión en 2022, debido a unas primas más bajas, elevada inflación y un aumento de los siniestros debido a la reapertura que han reducido los márgenes. La estrategia de Mapfre para 2022-24 tiene como objetivo conseguir un crecimiento medio de las primas del 5-6%.

El presente documento, propiedad de SINGULAR BANK, S.A.U. (“Singular Bank”), contiene información obtenida de fuentes consideradas como fiables. Singular Bank no garantiza la exactitud de la misma ni se responsabiliza de errores u omisiones que pudiera haber, siendo su finalidad meramente informativa. Las opiniones y estimaciones aquí realizadas son meramente indicativas, y están sujetas a variaciones por circunstancias del mercado, modificaciones legislativas, o de cualquier otro motivo que puedan producirse, y pueden ser modificadas sin previo aviso y, por tanto, Singular Bank no queda vinculada por éstas. Estos datos solo tienen una finalidad informativa y no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta. El inversor debe ser consciente de que los productos a los que este documento se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o patrimonial o su perfil de riesgo. Singular Bank no asume responsabilidad alguna por cualquier coste o pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido.

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Prohibida su reproducción total o parcial o su distribución sin el consentimiento previo por escrito de Singular Bank.