902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

El Bitcoin en el día a día del ahorrador: ¿Cómo operar con la criptomoneda?

El Bitcoin en el día a día del ahorrador: ¿Cómo operar con la criptomoneda?

Hace unas semanas nos acercamos a la definición y características del Bitcoin, desde su misterioso nacimiento en 2009 y su evolución, hasta ser un índice de la Bolsa de Nueva York en mayo de 2015.

De acuerdo, ya hemos visto la teoría y datos curiosos, pero ¿cómo sería usarlos en la vida real para hacer compras?

Conseguir Bitcoins

Como es lógico, antes de comprar nada, necesitamos hacernos con Bitcoins. Para ello tendremos que seguir una serie de pasos. Para mayor facilidad, podríamos asemejar el proceso a cualquier cambio de divisas que realicemos en un viaje a un país con moneda diferente al euro, por ejemplo, dólares:

Vamos a una casa de cambio con euros en nuestra cartera.

Sacamos euros de la cartera y los cambiamos por dólares al tipo vigente en ese momento, más una comisión que se queda la casa de cambio.

Guardamos esos dólares en nuestra cartera.

Utilizamos esos dólares para nuestras compras en ese país.

Al término del viaje, siempre podremos hacer la operación inversa y cambiar de dólares a euros, al tipo vigente, y pagando la comisión correspondiente a la casa de cambio.

Aplicando ese mecanismo a los Bitcoins:

Primero necesitamos una cartera o monedero de Bitcoins. Hay varias disponibles, como Blockchain. Esa cartera tiene un dirección hash única que la identifica.

Luego, añadiremos Bitcoins en ella. ¿Cómo?

◦ Si tenemos Bitcoins en otra cartera, porque tenemos un negocio que acepta Bitcoins, o se los compramos a alguien que conozcamos, basta con enviarlos de una cartera a otra, luego vemos cómo.

◦ Si no, tenemos que acudir a una casa de cambio de Bitcoins, como Coinbase o Bitstamp.

Una vez elegida la casa de cambio que nos interesa, nos registramos y mandamos euros desde nuestro banco hasta la casa de cambio, considerando cuántos Bitcoins deseamos comprar.

Con los fondos en la casa de cambio, cambiaremos los euros a Bitcoins, al tipo que ofrezca esa casa de cambio y los mandaremos a la dirección de nuestra cartera de Bitcoins. Hay casas de cambio, como Coinbase, en las que podemos utilizar su misma cartera de Bitcoins, sin necesidad de moverlos a otra.

También es posible acudir a algún cajero de Bitcoins (disponibles en algunas ciudades), donde tendremos que indicar nuestra dirección Bitcoin e insertar billetes de euros que se transformarán en Bitcoins en nuestra cartera.

iStock_000044676700_Small

¿Cuánto nos cuesta operar con Bitcoins?

Las operaciones con Bitcoins se pueden realizar a cualquier país y, a pesar de que el coste es reducido, conviene tener en cuenta:

La operación de compraventa de Bitcoins tiene una comisión ínfima o nula, independiente de la ubicación geográfica del comprador y vendedor, que se basa en la complejidad de procesamiento de la transacción.

El principal coste aparece cuando queremos convertir nuestra moneda a Bitcoins, pues las casas de cambio suelen aplicar un 1% o 2% por el cambio de divisa.

Invertir en Bitcoins, una operación de riesgo extremo

iStock_000064318799_Small

Además de los costes anteriores, no hay que olvidar que la volatilidad de esta divisa es enorme, pues no está sujeta al control de ninguna entidad ni estado y su valor se rige únicamente por la oferta y demanda. Si al operar con divisas se requiere extrema precaución y conocimiento, todavía más si se trata de comprar o vender Bitcoins. Sobra decir que invertir en Bitcoins y las operaciones especulativas con criptomonedas implican un alto riesgo, no aconsejable para cualquier ahorrador.

Dicho esto, una vez que tengamos Bitcoins en nuestro poder es posible realizar operaciones de compraventa, especulando con su valor respecto a divisas tradicionales, o bien utilizarlos para comprar otras criptomonedas como el Litecoin.

Comprar con Bitcoins

En España ya existen tiendas físicas y online donde se puede pagar en Bitcoins. De hecho, en 2014, Madrid ya era pionera en Europa por tener la zona de compras con más establecimientos que los admitían como medio de pago.

Una vez que nos decidamos por un artículo, la tienda nos facilitará su dirección Bitcoin mediante un código hash o, más frecuentemente, un código QR, al que tendremos que mandar el pago en Bitcoins.

Por la propia naturaleza de la criptomoneda, hay muchas más tiendas online que físicas que ofrecen la posibilidad de pagar con Bitcoins. Basta hacer una búsqueda en Google para acceder a cientos de ellas de todo el mundo.