902 888 888 / 914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

¿Cuánto puedo ahorrarme realmente con un Plan Ahorro 5?

¿Cuánto puedo ahorrarme realmente con un Plan Ahorro 5?

Mucho se esperaba en la última reforma fiscal sobre productos complementarios a los planes de pensiones que permitieran beneficiarse de ventajas fiscales similares. En otros países se permite tener ventajas fiscales a cuentas corrientes a plazos, fondos e incluso acciones, y aquí muchos esperaban algo similar a una cuenta de jubilación.

Sin embargo, la única novedad fue la aparición de un nuevo producto, mucho más líquido que un plan de pensiones, y que cumpliendo determinadas condiciones podía beneficiarse de ventajas fiscales: el Plan Ahorro 5.

¿Qué es el Plan Ahorro 5?

Estamos hablando de un producto que el propio anteproyecto de ley denomina “Planes de Ahorro a Largo Plazo”, pero el Ministro de hacienda Cristóbal Montoro lo anunció como Plan Ahorro 5.

Conceptualmente es un ahorro a largo plazo que se beneficia de exenciones fiscales en sus rendimientos si lo mantenemos al menos 5 años, tanto el capital como los intereses. Además hay un límite máximo anual (5.000€) para poder beneficiarnos de esa exención fiscal.


Test self bank - Sacarle más partido a mis ahorros

Productos

¿Qué tipo de productos podemos usar para beneficiarnos de la exención fiscal? La ley define el producto como Planes de Ahorro a Largo Plazo (PALP), que es un producto paraguas del que pueden colgar:

Contratos de seguro SIALP, (Seguros Individuales de Ahorro a Largo Plazo), un seguro de ahorro clásico que las aseguradoras ofrecen desde hace mucho tiempo.

Depósitos (CIALP, Contratos Individuales de Ahorro a Largo Plazo), un plazo fijo de toda la vida, garantizado por el Fondo de Garantía de Depósitos.

Parcialmente garantizado

La entidad de crédito o entidad aseguradora nos garantiza el 85% del capital aportado durante la vida del plan de ahorro a largo plazo al vencimiento, sea cual sea el producto escogido. Esta garantía es relevante principalmente en el caso de los contratos de seguros, ya que los depósitos por definición tienen la garantía del Fondo de Garantía de Depósitos,  como hemos indicado.

Funcionamiento

El funcionamiento es simple: el plan de ahorro se inicia con la primera aportación y para disfrutar de la exención fiscal no puede superarse la aportación de 5.000€ anuales además de estar obligados a mantener la inversión un mínimo de 5 años antes de disponer de ella.

Ahora bien, si lo retiramos el rendimiento irá a parar a la renta del ahorro dentro del IRPF, por lo que nos tocará tributar (en 2016 un 19%).

Ejemplos

Invertimos el máximo durante los 5 años de vigencia del producto, suponiendo un 2% de tipo de interés y reinvirtiendo los rendimientos.

Con Plan Ahorro 5:

Año 1: 5.000€, total 5.000€, rendimiento 100€

Año 2: 5.000€, total 10.100€, rendimiento 202€

Año 3: 5.000€, total 15.302€, rendimientos 306€

Año 4: 5.000€, total 20.608€, rendimientos 412€

Año 5: 5.000€, total 26.020, rendimientos 520€

Total: 1.540€ netos de impuestos

El mismo caso, sin Plan Ahorro 5 y por tanto, pagando los impuestos correspondientes (suponiendo el tipo del ahorro fijo al 19%).

Año 1: 5.000€, total 5.000€, rendimiento 81€

Año 2: 5.000€, total 10.081€, rendimiento 163€

Año 3: 5.000€, total 15.244€, rendimientos 247€

Año 4: 5.000€, total 20.491€, rendimientos 332€

Año 5: 5.000€, total 25.823, rendimientos 418€

Total: 1.241€ netos de impuestos

Conclusión

Con los tipos de interés en mínimos históricos, este producto no está teniendo la buena acogida que cabría esperar. De hecho, seguro que buena parte de la ciudadanía no ha oído hablar nunca de él, dado que no forma parte de las campañas promocionales de los bancos.

El motivo es que es difícil que ofrecezcan tipos superiores al 1%, y por mucha ventaja fiscal que supongan, no es un producto que sea muy atractivo para el gran público.

No parece que vaya a ser un producto que sustituya al plan de pensiones en el fomento del ahorro a largo plazo, al menos no hasta que los tipos suban de nuevo a niveles más atractivos. Por ello, si realmente se quiere fomentar un ahorro a largo plazo, es aconsejable buscar alternativas más flexibles que permitan operar con un abanico de productos mucho más amplio y con un importe menos restrictivo que esos 5.000€ de límite anual del plan ahorro.