914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

Coyuntura actual económica. Semana del 7 al 11 de junio

Coyuntura actual económica. Semana del 7 al 11 de junio

El mercado laboral español continúa su progresiva recuperación

En España, la progresiva relajación de las restricciones de movilidad ante la mejora de la situación epidemiológica y los avances de la vacunación han favorecido la reactivación de la actividad socioeconómica y la creación de empleo. Tras tres meses a la baja afectados por las limitaciones adoptadas en el 1T y en Semana Santa, en mayo la eliminación del estado de alarma impulsó la afiliación a la Seguridad Social. En concreto, ésta registró su mayor crecimiento mensual desde noviembre de 2020, sumando 45.434 nuevos cotizantes (+0,24% mensual en términos desestacionalizados). Una evolución que elevó la cifra total de trabajadores afiliados a 19.065.058, situándose en niveles de marzo de 2020.

Por ramas de actividad, destacó el incremento mensual de ocupados en silvicultura y explotación forestal (2,12%), industria del cuero y del calzado (1,72%) y servicios de apoyo a las industrias extractivas (1,67%). Por el contrario, perdieron afiliados respecto a abril los subsectores de agencias de viajes y operadores (-2,27%), actividades artísticas (-2,02%) y transporte aéreo (-1,78%), entre otros, lastrados por la vigencia de las medidas asociadas a la pandemia a nivel nacional e internacional.

En comparación con el mismo periodo de 2020, la afiliación creció al mayor ritmo desde mayo de 2017, aumentando un 3,83% interanual. No obstante, a pesar de esta positiva evolución, en los últimos 12 meses el incremento del número de cotizantes (+703.648 personas) aún es inferior a los afiliados que perdieron su empleo entre marzo y mayo del año pasado (-1.118.404 personas).

Adicionalmente, 542.142 trabajadores continuaban a cierre de mayo en situación de ERTE (contabilizando como ocupados), equivalente a un 3,4% del total de asalariados. Una cifra que se redujo en 96.141 personas respecto a abril y en torno a 200.000 desde el inicio de la crisis sanitaria.

El mayor porcentaje de trabajadores acogidos al esquema de protección temporal de empleo continúa concentrándose en los servicios de hostelería, restauración y ocio, representando un 59,5% del total de trabajadores afectados en mayo por un ERTE con suspensión total del empleo. Destacan especialmente los subsectores de servicios de alojamiento (41,2% de los afiliados), agencias de viajes (40,9%) y transporte aéreo (39,7%).

Paralelamente, la mejora del mercado laboral español también se ha reflejado en la caída del paro registrado. En concreto, en mayo el número de personas desempleadas inscritas en las oficinas del SEPE descendió en 129.378 hasta un total de 3.781.250 (-3,31% respecto al mes anterior).

Por sectores, un 72% de la reducción del paro registrado en el último mes se concentró en servicios (-93.327 personas; -3,39%), el sector más afectado por las medidas de distanciamiento social. Por su parte, en agricultura disminuyó un4,78% mensual, en industria un 3,05% y en construcción un 2,71%.

Adicionalmente, en el segmento de menores de 25 años el número de desempleados mostró un significativo descenso de un 9,27% respecto a abril (-32.990 personas), en un contexto en el que la tasa de paro juvenil en España continúa siendo la más elevada entre los países miembros de la UE. En este sentido, en abril se situó en un 38,0%, duplicando el promedio europeo de un 17,1%.

Respecto a mayo de 2020 el paro registrado registró un retroceso de un 1,98%, su primera tasa interanual negativa desde el inicio de la pandemia (anterior -1,31% interanual en febrero de 2020). Según el Ministerio de Trabajo, en los últimos 12 meses el número de desempleados se ha reducido en 76.526 personas.

Sin embargo, esta tendencia a la baja de los últimos meses aún no contrarresta la fuerte destrucción de empleo que provocó la disrupción de la crisis sanitaria (585.156 nuevos parados registrados en marzo y abril de 2020). Así, en mayo el volumen de desempleados inscritos en las Oficinas de Empleo todavía era un 16,5% superior a su nivel de febrero del año pasado.

OCDE: Previsiones de crecimiento global al alza

La OCDE ha presentado la actualización de su escenario macroeconómico en un contexto marcado nuevamente por la evolución de la pandemia y el ritmo de avance asimétrico de los planes de vacunación a nivel global, destacando su mayor dinamismo en las economías avanzadas. Una situación que contrasta con la de un gran número de países emergentes que afrontan no sólo un retraso en el desarrollo de sus procesos de inmunización de la población, sino también un repunte de los casos de contagio diarios de coronavirus y la reintroducción de medidas de distanciamiento social, especialmente en la región Asia-Pacífico. Este hecho, junto al margen de actuación de la política fiscal y el grado de adaptación del tejido empresarial a las restricciones de movilidad, proyectan una recuperación dispar entre los países que configuran el mundo.

En esta coyuntura, el organismo internacional ha revisado nuevamente al alza sus expectativas de crecimiento global principalmente ante la progresiva reapertura de las economías avanzadas y la adopción de sus Gobiernos de medidas fiscales adicionales para reducir los daños estructurales de la crisis sanitaria en el tejido empresarial y el mercado laboral a largo plazo. En este sentido, la aprobación de la nueva ronda de estímulos fiscales de la Administración Biden de 1,9 billones de $ podría representar una aportación al crecimiento de la economía de EEUU de en torno a 4 pp y de la producción mundial de 1 pp este año, beneficiando fundamentalmente a sus principales socios comerciales Canadá y México y de forma más moderada a la Eurozona, Japón y China.

La OCDE prevé que el PIB mundial, tras sufrir una contracción de un 3,5% anual en 2020, avance un 5,8% anual este año, 0,2 pp más de lo proyectado en marzo y 1,6 pp superior al estimado en diciembre de 2020. De esta forma, la economía global habría recuperado ya los niveles de producción previos a la pandemia, si bien la calidad de vida seguirá manteniéndose por debajo a finales de 2022 al ser el ingreso real mundial 3 billones de $ inferior al del inicio de la Crisis Global del Coronavirus. Todo ello en una coyuntura que seguirá sujeta a la evolución de la pandemia y al impacto de las nuevas cepas del covid-19, la reintroducción de restricciones localizadas de movilidad y de actividad, con limitaciones en los viajes transfronterizos ante el ritmo desigual de los planes de vacunación nacionales, y la gradual retirada de los estímulos fiscales a partir del año que viene.

Esta nueva mejora del escenario macroeconómico global se explica principalmente por el mayor crecimiento económico esperado de EEUU de un 6,9% anual este año, frente al previsto anteriormente de 6,5% anual. Una coyuntura que contrastaría con la de la Eurozona, donde se prevé una recuperación más retrasada tras la doble recesión registrada en el 1T con un avance de su PIB en un 4,3% anual, si bien 0,4 pp superior al proyectado en marzo de un 3,9% anual y 0,9 pp mayor al estimado en diciembre de 2020.

Entre las principales economías de la zona monetaria europea, el organismo internacional sitúa el mayor repunte del PIB en España, tras registrar el mayor desplome de la producción entre los países de la OCDE de un 10,8% anual en 2020, al mismo tiempo que eleva su estimación de 2021 en 0,2 pp hasta un 5,9% anual (vs. 5,7% anterior). Por su parte, respecto a su escenario macroeconómico de marzo también ha elevado el ritmo de crecimiento de Italia a un 4,5% anual (+0,4 pp, 4,1% anterior) y el de Alemania a un 3,3% anual (+0,3 pp, 3,0% en marzo). En contraste, en el caso de Francia proyecta un incremento de la producción ligeramente inferior de un 5,8% anual, frente al 5,9% anual anterior.

Paralelamente, en Europa la OCDE también ha revisado significativamente al alza las expectativas de crecimiento de Reino Unido a un 7,2% anual, 1,9 pp superior al estimado en su anterior previsión de un 5,1% anual.

A nivel global, la región Asia-Pacífico mostrará un mayor dinamismo explicado por el fuerte repunte de la producción de China de hasta un 8,5% anual en 2021, frente al de su anterior escenario macroeconómico de un 7,8% anual, principalmente apoyado en el impulso de su sector exterior. Unas expectativas que contrastan con la destacada revisión a la baja del avance del PIB de India provocada por el deterioro de su situación epidemiológica, el endurecimiento de las medidas de distanciamiento social y el retraso de su plan de vacunación. Así, la tasa de crecimiento de la economía india se situaría en un 9,9% anual este año, 2,7 pp menor a la prevista el pasado mes de marzo de un 12,6% anual. Por su parte, la OCDE ha elevado sus previsiones de crecimiento en Australia (5,1% vs. 4,5% anual anterior) y en Corea del Sur (3,8% vs. 3,3% anual anterior), mientras que las ha reducido ligeramente en el caso de Japón a un 2,6% anual (vs. 2,7% anual anterior) ante la actual evolución de la crisis sanitaria, la reintroducción de restricciones de movilidad y el menor avance del proceso de inmunización de su población.

En 2022, el organismo internacional también prevé un repunte del PIB mundial superior al estimado anteriormente de un 4,4% anual (vs. 4,0% anual anterior), reflejando una desaceleración del ritmo de crecimiento de EEUU hasta un 3,6% anual (vs. 4,0% anterior) que contrasta con el mayor avance previsto en la Eurozona de un 4,4% anual (vs. 3,8% en marzo).

Un escenario mundial marcado por la gran divergencia en la recuperación ante la heterogeneidad tanto del impacto socioeconómico de la crisis sanitaria como de la situación epidemiológica y del ritmo de vacunación y reapertura de la actividad, especialmente en los sectores más afectados por la pandemia como el turismo. En este sentido, se proyecta una elevada dispersión del ritmo al que la principales economías avanzadas y emergentes alcanzarán sus niveles de renta per cápita pre-pandemia, situándose las peores expectativas dentro de los países del G20 en Argentina, Sudáfrica y Arabia Saudí. En el caso de las economías avanzadas, este escenario se retrasa al 3T de 2022 en Francia y al 3T de 2023 en España.

Estas previsiones económicas no sólo están condicionadas a la baja por los riesgos asociados a la evolución de la crisis sanitaria y a la efectividad y el desarrollo de los planes de inmunización nacionales. Al mismo tiempo, será clave a corto plazo la evolución de las condiciones financieras ante el deterioro de la situación presupuestaria, los elevados niveles de deuda pública y el repunte de las expectativas de inflación, especialmente por su impacto en las economías emergentes y en desarrollo. Todo ello unido a las implicaciones de las crecientes tensiones comerciales y geopolíticas entre EEUU y sus aliados con China, entre otros factores. 

De ahí la necesidad de acelerar la producción y distribución de dosis, impulsar el avance de los planes de vacunación, aumentar la coordinación de la crisis sanitaria a nivel global, y controlar la aparición de nuevas cepas. Unas medidas que deben ir acompañadas de un periodo de reformas estructurales para lograr una recuperación sostenible, impulsar el crecimiento potencial y la adaptación del tejido social y empresarial a los retos globales presentes y futuros.

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. Singular Bank no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El Cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Singular Bank proporciona esta información a través de un proveedor y no asume compromiso alguno de la actualización en el contenido de la información presentada. La evolución o resultados pasados de las inversiones no garantizan la evolución o resultados futuros. Singular Bank no acepta ningún tipo de responsabilidades por pérdidas, directas o indirectas, como consecuencia de este informe. Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.

Autor

Economista jefe de Singular Bank. Entre 2013 y 2019 fue Directora del departamento de Economía del Círculo de Empresarios. Es Doctora en Economía por la Universidad San Pablo-CEU. Ha sido coordinadora del área académica de grado y es profesora de grado y de post grado de ESIC Business & Marketing School, donde imparte clases de Teoría Económica y Análisis del Entorno Económico. Ha publicado numerosos artículos en prensa y en diferentes libros sobre cuestiones relacionadas con la sociedad de la información y aspectos sociales de la política económica, entre otros temas. Su ensayo “Europa e Internet” recibió en 2000 el Premio del Instituto de Estudios Europeos, de la Universidad San Pablo-CEU, y Telefónica. Ha sido seleccionada como directiva de la iniciativa “Women to Watch” de PWC y es miembro de su Consejo Asesor.