902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Siguiendo la pista del volumen para estar en el lado correcto de la Bolsa

Siguiendo la pista del volumen para estar en el lado correcto de la Bolsa

Incertidumbre. Esa es nuestra constante compañera de viaje si te apasiona la bolsa. No importa que esté empezando o que opere desde hace años en los mercados: nadie sabe qué va a pasar dentro de una hora. ¿Cómo se puede sobrevivir a la incertidumbre?, ¿cómo evitar la sensación de tener que adivinar siempre? No se puede. Nadie puede dedicarse a la bolsa y al trading y pensar que va a estar en lo cierto en las próximas 50 operaciones. Es una utopía, es un sueño infantil. Entonces, ¿qué se puede hacer?, ¿cómo podemos aumentar nuestro ratio de acierto?

Cambiando nuestra actitud hacia el mercado, entendiendo cuál es su verdadera naturaleza y encontrando un método, un concepto que nos ayude a posicionarnos correctamente. El primer paso es muy importante: entender que no tenemos que adivinar o predecir nada. La bolsa y el trading es “un juego” de probabilidades, un juego estadístico. Nadie puede saber qué va a pasar después de nuestra operación, pero debemos invertir en lo más probable. Es lo máximo a lo que podemos aspirar. Debe aceptar esto: si busca tener razón el cien por cien de las veces, se ha equivocado de actividad.

Por mi parte, encontré la solución a la incertidumbre especializándome en el estudio de los movimientos de las manos fuertes. ¿Qué son las manos fuertes?, se preguntará. Pues todos aquellos partícipes del mercado que en el momento en que uno está operando mueven el precio con el suficiente capital como para aplicar una estrategia de acumulación o de distribución. ¿Y cómo sabremos cuándo es “suficiente capital”? Pues atendiendo con especial mimo al volumen del activo.

La importancia del volumen

El volumen nos indica el número de contratos ejecutados, por lo tanto, el volumen es dinero. Nos advierte del mucho o poco dinero que se posiciona en los distintos niveles de precios. Puede que como inversor particular no tenga una estrategia definida, pero le aseguro que las manos fuertes saben muy bien cómo posicionarse en el mercado, y por fortuna, el volumen, tanto el nuestro como el del profesional, no se puede ocultar. Los volúmenes relevantes son la huella que dejan los profesionales y las manos fuertes en el mercado, y si aprendemos a leer esas huellas, entenderemos su estrategia y hacia dónde es más probable que se mueva el precio.

Evidentemente, las manos fuertes poseen mucho capital, por lo que no pueden entrar en el mercado de golpe, sería como ver entrar a un elefante en un bazar asiático. Necesitan aplicar una estrategia para posicionarse en el mercado. Si aprendemos a reconocer y seguir sus huellas, seremos capaces de mejorar nuestros resultados. Si nos posicionamos constantemente del lado de las manos fuertes, podremos errar operaciones, pero en el medio plazo el resultado será positivo. Debemos recordar que no queremos ganar dinero al mercado, queremos ganar dinero con el mercado.

Personalmente, creo que el juego está “amañado”, pero no por un ente maligno o las manos fuertes, sino por la propia naturaleza humana. Cortamos pronto las ganancias y dejamos que las pérdidas licúen nuestra cuenta. Conservadores en las ganancias, agresivos en las pérdidas. Mala fórmula para la bolsa. Mejor ser como un agricultor, o al menos, adoptar su mente. Para el agricultor solo hay dos estaciones, la de tormenta y la de buen tiempo, y su función es sacar el máximo provecho de cada una de ellas. En nuestro caso, conservar nuestro capital cuando erramos, y maximizar el beneficio cuando el precio nos da la razón.

Le sugiero que aprenda a interpretar lo que sucede en un gráfico gracias al volumen. Olvídese de indicadores, el volumen es el dinero que entra en el mercado, el precio y su movimiento es el resultado del esfuerzo. Si se eliminan todos los indicadores, dejamos lo esencial, el mejor indicador, uno mismo y su conocimiento. Los métodos para ganar en bolsa son como los relojes, cuanto menos complicados, mejor funcionan y menos riesgos de que se estropeen.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn