902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Viajando a Estados Unidos con un presupuesto low cost

Viajando a Estados Unidos con un presupuesto low cost

Nueva York, San Francisco, Las Vegas, Chicago… ¿en qué has pensado cuando has leído el título de este artículo? Según la ciudad y el estado, un viaje a Estados Unidos es una experiencia muy distinta con algo en común: sale caro. No diremos que se puede viajar a Norteamérica por tres duros, pero sí te dejaremos una serie de consejos que a tu bolsillo y a tu economía familiar os van a sentar como anillo al dedo.

Para cumplir con éxito un presupuesto low cost la clave está en optimizar fechas con destinos. De eso nos ocuparemos en los tres primeros apartados. Luego entraremos en detalle sobre alojamiento, comidas y transporte.

Cuánto tiempo viajar a EE. UU

Sobrevolar el Atlántico implica que un viaje a EE. UU. solo sea recomendable para periodos de vacaciones largos. Dos semanas completas sería lo mínimo para que la inversión en vacaciones resulte interesante, dado el elevado coste del desplazamiento desde España, tanto en euros (600 como mínimo), como en tiempo (dos días, considerando el período de adaptación y jet lag en ida y vuelta).

En general, menor tiempo disponible no solo reduce el disfrute y la profundidad con la que se conoce cada lugar, sino que también implica menor flexibilidad a la hora de reservar hoteles y vuelos económicos, para alojarnos y desplazarnos dentro de Estados Unidos.

Los afortunados que dispongan de más tiempo serán capaces de bajar el coste medio diario, viajando lentamente, aprovechando las alternativas de social travel y las ofertas en alojamiento y transporte, o incluso moviéndose y viviendo en su propio vehículo mientras cruzan varios estados.

Qué tipo de viaje a EE. UU. elegir

El presupuesto para viajar por EUA está fuertemente condicionado por el tipo de viaje deseado y este, a su vez, por el tiempo disponible:

 

  • De ciudades: “New York, Las Vegas y a casa

 

Sin dejar de ser una opción interesante, el presupuesto necesario para un viaje rápido entre ciudades de Estados Unidos se dispara. Aprovecha los siguientes consejos para ahorrar en alojamiento, desplazamientos y comidas, pero ten claro que low cost en un viaje rápido por ciudades estadounidenses es complicado.

El alojamiento en el centro o en los barrios más interesantes es muy caro y volar entre ciudades no es barato. Además, sin tiempo para buscar y dejarse aconsejar, lo más probable es caer en restaurantes donde la calidad se paga a muy alto precio.

 

  • De parques temáticos: “Universal Studios y Disney World

 

Six Flags, SeaWorld, Universal Studios, y por supuesto, todos los de Disney. Sin dejar de lado ciudades próximas, un viaje de parques temáticos es otro plan muy deseado, sobre todo para ir con niños. Sobra decir que los parques de atracciones más espectaculares del mundo tienen una entrada cara y que el alojamiento, por muchos paquetes entrada + hotel que nos ofrezcan, no son para presupuestos low cost.

No obstante, el ahorrador siempre puede economizar de algún lado y, como vimos en el post sobre ahorro en parques temáticos, ahorrar en comidas es fundamental. Ahora añadiremos otro consejo low cost: alquilar un vehículo que nos permita alojarnos en algún lugar más alejado y económico y desplazarnos cada día al parque. Y no olvides estudiar el posible ahorro con abonos o pases anuales.

 

  • De Parques Nacionales: “Yellowstone, Yosemite y el Gran Cañón

 

Great Smoky Mountains, Gran Cañón, Yosemite, Yellowstone, Montañas Rocosas, Zion, Grand Teton, etc. Los Parques Nacionales están dispersos por el gigantesco territorio estadounidense. Tan solo llegar hasta ellos sin que nuestra economía muera en el intento es complicado. Y si se quiere visitar más de uno, todavía más.

La única opción viable para un viaje low cost pasa por:

  • Centrarnos en una zona concreta: por ejemplo Yellowstone y Grand Teton, o combinar Parque y ciudad, como Gran Cañón con Las Vegas o Yosemite con San Francisco, y llegar en nuestro vehículo alquilado.
  • Considerar el pase anual de Parques Nacionales (80 dólares), que merece la pena con pocos días dentro de los Parques.
  • El alojamiento en hoteles dentro o cerca de los Parques es muy caro, superando fácilmente los 200 dólares por noche. Para dormir low cost y disfrutar de la naturaleza a la vez: camping en las zonas permitidas próximas a cada Parque.

 

  • De carretera: “De L.A. a Chicago por la 66

 

Los viajeros más aventureros y, especialmente, aquellos con más tiempo, hablan maravillas de conducir un coche o moto por las carreteras de EE. UU. haciendo miles de millas, saltando de ciudad en ciudad y decidiendo la ruta sobre la marcha. Como viaje, suena muy apetecible, como ahorrador, tiene sus pros y sus contras:

  • Es muy útil para el ahorro poder elegir dónde dormir, sin que sea en el centro de la ciudad. El ahorro respecto al avión es considerable, especialmente entre ciudades no muy distantes, que se pueden cubrir con un vuelo de dos o tres horas o una jornada disfrutando al volante. Sin olvidar que la gasolina en Estados Unidos es barata (aproximadamente 0,70 dólares/litro en el año 2017).

 

  • Alquilar un vehículo para varias semanas y, especialmente entregándolo en un punto diferente al de recogida, sube mucho el presupuesto. Piensa en un mínimo de 1.000 euros para dos semanas para un coche de gama baja. Además, el acceso a ciudades y tramos de autopistas (casi) imprescindibles es por carreteras o puentes de peaje y no precisamente baratos.

Qué destino elegir dentro de EE.UU.

En una tarea de síntesis mayúscula, de los cincuenta estados, podríamos decir que, para la mayoría de los viajeros, apenas una docena está en su lista de destinos:

  • Ciudad de Nueva York (Nueva York).
  • Las Vegas (Nevada).
  • Miami y Orlando (Florida).
  • Chicago (Illinois).
  • Los Ángeles y San Francisco (California).
  • Parque Nacional de Yosemite (California).
  • Washington (Distrito de Columbia).
  • Boston (Massachusetts).
  • Gran Cañón (Arizona).
  • Parque Nacional de Yellowstone (Wyoming, Idaho y Montana).

Resulta imposible recomendar uno u otro destino en función del presupuesto. No obstante, para que sirva de orientación, en un viaje low cost por Estados Unidos, una media diaria de 100 euros sería un objetivo realista.

Día a día de viaje low cost en EE. UU.

Como ya hemos adelantado, viajar con presupuesto bajo en Estados Unidos no es tarea sencilla. En cualquier caso, desglosando los tres epígrafes principales del gasto en viajes:

Dormir low cost

La opción más barata es dormir gratis, haciendo uso de la red Couchsurfing. Hay ciudades con una enorme red de anfitriones y otras, coincidiendo con las más visitadas, donde hay muchos más huéspedes buscando alojamiento que anfitriones hospedando.

Alojamiento en casas particulares, de pago, con Airbnb como principal exponente; una alternativa habitualmente más asequible que los tradicionales hoteles, aunque tampoco barata en el centro de las ciudades más turísticas. ¡No esperes un Airbnb de 30 euros en Manhattan!

En general, en todo el país, la forma más sencilla de dormir barato es alojándose fuera del núcleo urbano, desplazándonos cada día en transporte público o en nuestro propio vehículo.

Comer low cost

Comer fuera con presupuestos muy bajos se limita a comida fast food, abundante en todas sus formas, colores y sabores en Estados Unidos, o bien hacer picnic en medio de la ciudad. Por otra parte, con Couchsurfing o Airbnb, la disponibilidad de cocina nos permite ir de compras al supermercado y prepararnos la comida en casa.

Comer en restaurantes, además de la ineludible propina del 15%, ya implica un mayor desembolso. No esperes pagar menos de 25 dólares en un restaurante simple, y mucho más en las ciudades más turísticas.

Como no vamos a estar siempre cocinándonos, porque el tiempo invertido también cuesta en el viaje, ni vamos a estar siempre de comida rápida, porque queremos volver a España vivos para contarlo, la opción más inteligente es alternar comidas baratas con restaurantes.

Moverse low cost

El transporte low cost en Estados Unidos existe pero no sirve al viajero estándar: hay trenes baratos, principalmente operados por Amtrak y autobuses baratos, con Greyhound, pero las grandes distancias requieren varios días de viaje entre destino y destino, inapropiado para un plan de viaje ajustado en el tiempo.

Las compañías aéreas de bajo coste son escasas en Norteamérica y el precio del billete fácilmente se sale de presupuestos low cost. Dicho eso, para moverse por poco dinero en Estados Unidos la clave está en organizar el viaje con tiempo, planteando la siguiente estrategia:

  • Varios meses antes del viaje, haber decidido las fechas del viaje, y tener planteadas las posibles rutas.
  • Chequear regularmente los precios de vuelos y coches en alquiler con una cifra máxima en la mente. Cuando encontremos vuelos o coche en alquiler que se adapten al presupuesto, sin pensarlo más, hay que reservar.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn