902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Por qué van a subir las hipotecas

Por qué van a subir las hipotecas

La evolución a la baja del euríbor, desde hace varios años, ha propiciado que su valor se sitúe incluso por debajo de cero. La intensidad de la crisis, unida a la intención del BCE de estimular la inflación hasta un entorno cercano al 2%, han propiciado una situación un tanto anómala, en la que el dinero es gratis (o incluso se llega a pagar por prestar dinero, como sucede en algunas subastas de Deuda Pública).

Además, diversas cuestiones relativas a los préstamos que han ocurrido en los últimos tiempos (como, por ejemplo, la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea relativa a las cláusulas suelo) provocarán también cambios en los créditos que se concedan en el futuro.

Subidas de tipos de interés del BCE

La política monetaria expansiva impulsada por Draghi mediante bajadas en los tipos de interés y mediante su programa de Expansión Cuantitativa (o QE, por sus siglas en inglés) ha llevado a una situación que no puede durar eternamente. El BCE ha prorrogado la inyección de dinero hasta finales de 2017, pero reduciendo su cuantía mensual a partir de abril.

Aunque la retirada de estímulos no será abrupta, posiblemente a partir de 2018 (si la economía europea sigue respondiendo) se siga rebajando paulatinamente la dosis, hasta eliminarla definitivamente.

Además, hay que recordar que el BCE mantiene todavía el tipo de interés oficial en el 0%, pero ésta es también una situación coyuntural.

Si bien no es probable que Draghi cometa el mismo error que su predecesor, Trichet, subiendo prematuramente los tipos de interés, también es verdad que esta situación no puede prolongarse demasiado en el tiempo. Y más cuando otros países, con Estados Unidos a la cabeza, están ya subiendo los tipos de interés. La subida de tipos europea, si no se tuercen las cosas, también podría iniciarse en 2018 o 2019.

Cláusulas suelo

La sentencia del TJUE sobre las cláusulas suelo trae como consecuencia que las hipotecas futuras serán más caras. En el pasado, si se establecía una cláusula suelo en la hipoteca, que limitase las posibles bajadas en el euríbor, el cliente podía obtener un diferencial más bajo como compensación.

Cómo va a evolucionar el tipo de interés

Como comentábamos, Estados Unidos ya ha iniciado la normalización monetaria, con la subida progresiva de los tipos de interés, y se estima que para este año 2017, alcance entre 1,25% y 1,50%, y para el 2018 llegue al 1,75%-2,00%.

Con la subida del tipo de interés oficial (o ya con la expectativa de ésta), el euríbor, que es el tipo de interés al que se prestan los bancos en el mercado interbancario, iniciará también su ascenso, afectando así al coste de las hipotecas.

Cómo afectará esto al interés variable de las hipotecas

No sólo el euríbor se va a mover en los próximos tiempos, sino que el diferencial que cobran las entidades también. Lejos quedan los tiempos en los que era posible conseguir un diferencial del 0,5%, y hoy en día las mejores ofertas rondan el 1%.

Lo más probable es que, como indicábamos antes, cuestiones como la sentencia del TJUE respecto a las cláusulas suelo empujen hacia arriba el diferencial. Esto es así porque algunas entidades (si no todas) preferirán eliminar esta cláusula de sus contratos, ante posibles dudas de lo que pueda suceder en el futuro. Y compensarán ese mayor riesgo que asumen subiendo el diferencial que cobran.

Y al tipo fijo en las hipotecas

Las hipotecas a tipo fijo (o a tipo estable durante un buen número de años, por ejemplo, 10) suponen más tranquilidad para los hipotecados, ya que saben cuánto van a pagar independientemente de las subidas que se puedan producir en el futuro, lo cual ha propiciado que muchas personas se planteen las hipotecas a tipo fijo como una buena opción.

A cambio, estas hipotecas salen actualmente más caras que las de tipo variable. No obstante, el entorno actual de bajísimos tipos de interés, unido a la previsión de que no aumentarán demasiado en los próximos años, ha propiciado que existan en el mercado ofertas de hipotecas a tipo fijo a un interés por debajo del 3%, algo impensable hace unos años.

No obstante, si en los próximos tiempos la economía europea prolonga su recuperación y la inflación comienza a ir hacia arriba, estos tipos fijos también empezarán a elevarse. Con lo cual (sin hacer ninguna recomendación en este sentido) si alguien se plantea esta alternativa para su hipoteca, debería aprovechar para hacerla efectiva a no mucho tardar.

 

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. Self Bank no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El Cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Self Bank proporciona esta información a través de un proveedor y no asume compromiso alguno de la actualización en el contenido de la información presentada. La evolución o resultados pasados de las inversiones no garantizan la evolución o resultados futuros.
Self Bank no acepta ningún tipo de responsabilidades por pérdidas, directas o indirectas, como consecuencia de este informe. Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Self Bank.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn