902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Siete ideas para mejorar tu economía en el Día de la educación financiera

Siete ideas para mejorar tu economía en el Día de la educación financiera

El 2 de octubre se celebra el Día de la Educación Financiera, un tema que debería resultar del máximo interés para todo el mundo, y con el que estamos especialmente comprometidos. En realidad, ¡todos los días deberían ser el Día de la Educación Financiera! Y es que la educación financiera es muy necesaria, aunque en España todavía no esté tan en boga como en otros países.

Cuál es el objetivo del Día de la educación financiera

Con esta conmemoración se trata de concienciar a las personas de la importancia de poseer un nivel mínimo/adecuado de cultura financiera para poder desenvolverse en el día a día, saber interpretar una factura o tratar con una entidad financiera, elaborar un presupuesto de gastos… Multitud de acciones cotidianas con las que muchas personas tienen problemas. Y es que hay que tener en cuenta que nuestra interacción con la economía es continua, todos los días realizamos acciones económicas y saber de finanzas nos ayuda a entender el mundo.

Por eso, vamos a aprovechar este día para tratar de contribuir con 7 ideas que te ayuden a mejorar tu economía:

1. Empieza a ahorrar

¿Cómo? ¿Que aún no has comenzado? Pues este Día de la Educación Financiera es una muy buena excusa para empezar a ahorrar. El ahorro es el primer paso para comenzar a gestionar tus finanzas y no ser un money loser.

2. Hazte un fondo de emergencia

Lo primero que deberías hacer cuando ya has conseguido comenzar a ahorrar es establecer un fondo de emergencia, un colchón de dinero que te permitirá afrontar con más tranquilidad cualquier eventualidad o contratiempo que surja. Lo ideal es tener ese dinero separado del resto y con disponibilidad inmediata, por ejemplo, en una cuenta corriente o de ahorro aparte.

El dinero que deberíamos tener es una cuestión que depende de las circunstancias de cada uno, pero una cantidad que fuera suficiente para cubrir nuestros gastos entre 3 y 6 meses sería suficiente.

3. Establece presupuestos

La mejor manera de mantener a raya los gastos —especialmente, los innecesarios— son los presupuestos. En muchas ocasiones, las dificultades para llegar a fin de mes están ocasionadas por una mala (o nula) previsión de los gastos que vamos a tener, cosa que evitaríamos si hubiéramos hecho una planificación previa.

4. Lee sobre economía

Si ya estás leyendo este artículo, ¡enhorabuena!, estás en el buen camino, te interesan las finanzas y quieres conocer y estar informado acerca de cómo manejar tu dinero. No dejes de leer las páginas de economía en los diarios, pueden ser un estupendo aliado para estar al día (¡no sólo hay que leer política o deportes!).

Y cuanto más leas, te darás cuenta de que más sabes y que más quieres saber (y si todavía no lo has hecho, puedes suscribirte a nuestro blog, arriba en la columna derecha o en la parte inferior si nos lees en un móvil 🙂 , ¡gracias!).

 

5. Participa en proyectos relacionados con las finanzas

Hay diversas entidades que promueven proyectos en los cuales se fomenta la educación financiera, y desde Self Bank —además de este blog— hemos lanzado o apoyado varios de ellos:

Pequeños inversores, donde se pueden aprender conceptos básicos sobre economía, explicados de manera sencilla, que hasta un niño pueda entenderlo y explicarlo.

Tus finanzas, tu futuro, en el que este año, por ejemplo, se realizó un Campamento de Innovación Financiera, en el que estudiantes de 4º de la ESO participaron en el diseño de aplicaciones para smartphones.

Eduself, programa lanzado por la Universidad Francisco de Vitoria, en el que los estudiantes universitarios desarrollan acciones formativas para niños con el fin de enseñarles a manejar el dinero y a gestionar sus finanzas.

6. Empieza a invertir

¿Cuentas con unos ahorros y te gustaría sacarles rentabilidad? Puedes comenzar por un depósito o invertir en Bolsa, por ejemplo. El caso es obtener algo de rendimiento por ese dinero que tenemos ahí parado, para no perder valor, a causa de la inflación… eso sí, siempre teniendo en cuenta el binomio riesgo-rentabilidad (habitualmente, a mayor rentabilidad, mayor riesgo), y dependiendo del perfil inversor de cada uno.

7. Enseña finanzas a tus hijos

Uno de los mayores déficits que existe en la educación actual en nuestro país es el de las finanzas. Todavía muchos estudiantes no entienden los conceptos financieros (al igual que sucede con muchos adultos). Los resultados del Informe Pisa en cuanto a la educación financiera no dejan lugar a dudas, ya que España se sitúa por debajo de la media, y una cuarta parte de los alumnos no alcanzan las competencias mínimas.

Por ello, es sumamente importante que eduquemos financieramente a nuestros hijos, involucrándolos en el presupuesto familiar, asignándoles tareas que tengan que ver con el dinero, yendo con ellos a la compra, explicándoles cuánto cuestan las cosas, y enseñándoles a manejar su propio dinero, a través de la paga.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn