902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Qué es y cómo afecta a un inversor la intervención de una divisa

Qué es y cómo afecta a un inversor la intervención de una divisa

El mercado de divisas es el mercado más grande del mundo con mucha diferencia. Se estima que diariamente mueve un volumen de más de cinco billones de dólares estadounidenses, más que el conjunto de todos los demás mercados bursátiles del mundo.

¿Qué es la intervención de una divisa?

Decimos que una divisa está intervenida cuando el Banco Central que controla dicha divisa actúa con la intención de controlar su tipo de cambio con respecto a otras divisas.

Los Bancos Centrales llevan a cabo una política monetaria con el objetivo de que la economía funcione de manera correcta y productiva. Dentro de esta política monetaria las herramientas de las que disponen los Bancos Centrales para actuar son diversas. La más conocida es el establecimiento de los tipos de interés, pero a veces también recurren a medidas más drásticas como el control del tipo de cambio de la divisa.

¿Cuándo se produce?

El objetivo de los Bancos Centrales al intervenir una divisa controlando su tipo de cambio suele ser el de estabilizar la confianza y evitar una devaluación excesiva de la moneda, aunque también hay casos en los que los Bancos Centrales tienen que actuar frente a una moneda demasiado revalorizada, como pasó en Suiza en 2011. Cuando una divisa descompensa su valor con respecto al resto, puede producir todo tipo de efectos secundarios. Entre otras cosas se produce presión sobre la balanza comercial, descompensando las importaciones con las exportaciones.

¿Cómo intervienen una divisa?

Para intervenir una divisa el Banco Central necesita comprar o vender divisa extranjera a cambio de su propia divisa. Este procedimiento es lo que influye sobre los tipos de cambio de la divisa.

Desde el punto de vista técnico, hay dos formas de intervenir la divisa:

  • Intervención Esterilizada

Se llama intervención esterilizada a aquella que se realiza sin alterar la base monetaria. El procedimiento generalmente implica la compra de bonos extranjeros utilizando divisa emitida para la ocasión. Posteriormente el Banco Central “esteriliza” el efecto de la moneda emitida sobre la base monetaria vendiendo una cantidad equivalente de bonos denominados en la divisa propia. El efecto neto es que la base monetaria no se ve alterada.

  • Intervención No Esterilizada

Es aquella intervención en que sí se ve alterada la base monetaria. Se produce cuando los Bancos Centrales realizan operaciones de compraventa de divisas extranjeras, sin compensar por su parte con la emisión o recompra de divisa propia.

Hay otros procedimientos indirectos más complejos de influir en los tipos de cambio, como por ejemplo la fiscalidad sobre importaciones, etc.

¿Qué sucede con tus inversiones en un país o territorio con la moneda intervenida?

Desde el punto de vista del inversor la intervención de una divisa puede tener consecuencias importantes. Al invertir en activos denominados en divisas extranjeras, nuestras inversiones siempre están expuestas a la volatilidad de esas divisas. Normalmente cuando se produce la intervención de alguna divisa suele ser una circunstancia extraordinaria, lo cual lleva el mercado a tener reacciones bruscas. En estas situaciones es frecuente que nos encontremos con más volatilidad de la esperada.

El problema no suele ser de liquidez, ya que el mercado de divisas es uno de los más líquidos del planeta y siempre vamos a encontrar una contrapartida que esté dispuesto a comprar nuestra divisa. Pero sí que podemos sufrir más volatilidad de la que originalmente esperábamos.

Precauciones y qué debemos hacer en cada momento

Aunque la volatilidad de las divisas puede ser algo que asuste a algunos inversores, debemos tener en cuenta que operar con diversas divisas es el día a día de la economía mundial. Que el activo en el que estemos invertido esté denominado en una divisa no quiere decir que estemos aislados de cualquier impacto de la fluctuación de divisas. Muchas de las empresas en las que invierte la mayoría de pequeños inversores son empresas multinacionales con exposición a muchísimos países y diferentes divisas.

Aunque hay formas avanzadas de poder manejar el riesgo divisa de cualquier cartera de inversiones (mediante derivados financieros) la mejor solución para la mayoría de pequeños inversores consiste en tener una cartera bien diversificada, donde ningún hecho puntual pueda hacer excesivo daño.

Caso de estudio: Suiza, y la intervención de su moneda, Franco Suizo

Una de las consecuencias de la crisis financiera global de 2007-2008 fue la búsqueda de los inversores de activos “seguros”. El franco suizo fue visto como un buen refugio y en marzo 2009 el Banco Central Suizo se vio obligado a declarar su intención de comprar divisa extranjera para impedir que el franco suizo siguiera apreciándose. Tras el anuncio el franco suizo se debilitó en un día de 1,48 a 1,52 frente al euro. A lo largo de 2010 el Banco Central Suizo se vio obligado a seguir interviniendo, llegando a gastar más de 30.000 millones de francos suizos al mes. A mitad de 2010 había comprado el equivalente a 179.000 millones de euros y dólares americanos, lo cual representaba más del 30% del producto interior bruto de Suiza.

En septiembre 2011 el Banco Central Suizo anunció que mantendría el mínimo de cambio franco suizo/euro en 1,2. El 15 de enero 2015 el Banco Central Suizo finalmente anunció que dejaría de mantener el tipo fijo de cambio con respecto al euro. El franco se disparó, haciendo perder al euro aproximadamente el 40% con respecto al franco (pasó de 1,2 a 0,85).

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. Self Bank no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El Cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Self Bank proporciona esta información a través de un proveedor y no asume compromiso alguno de la actualización en el contenido de la información presentada. La evolución o resultados pasados de las inversiones no garantizan la evolución o resultados futuros.
Self Bank no acepta ningún tipo de responsabilidades por pérdidas, directas o indirectas, como consecuencia de este informe. Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Self Bank.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn