902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Pull Back, la vuelta al origen

Pull Back, la vuelta al origen

Pull back se puede definir como “echar hacia atrás”. Es un término bastante conocido en el análisis técnico.

Qué es el Pull back

Supongamos una situación en la que la cotización de una acción está cayendo, hasta que llega a un soporte, nivel en el cual la cotización deja de caer y que suele actuar como freno. En ocasiones, el soporte no es capaz de contener la caída y es perforado.

Cuando parece que la cotización va a seguir cayendo, llega a otro soporte más bajo, desde donde comienza a subir, hasta alcanzar otra vez el soporte que había perdido.

Si no consigue superar este soporte (que ahora se ha convertido en resistencia) y continúa con su descenso (cayendo incluso por debajo del nivel desde el que había rebotado), se habrá consumado el pull back.

Gráficamente

Observemos un ejemplo de manera gráfica, para verlo con mayor claridad. En el gráfico se muestra la cotización de una conocida compañía entre finales de 2008 y finales de 2011.  

En el punto 1, la cotización pierde un soporte y continúa descendiendo.

En el punto 2, otro soporte parece detener la caída, la cotización empieza a subir, y realiza un pull back hasta el soporte anterior.

En este punto, podría continuar subiendo o no ser capaz de superar el soporte anterior (que ahora se ha convertido en resistencia), como así sucedió en este caso, confirmando el pull back.

En el punto 3, al no ser capaz de superar esa cotización, vuelve a caer.

En 4, la acción rompe ese segundo soporte y continúa cayendo.

Para qué sirve su análisis

El pull back (como también lo hace el throw back) sirve de alguna manera para confirmar la tendencia.

Si un valor que está bajando hace pull back y luego continúa bajando, podemos pensar que la tendencia bajista persiste.

En el caso del Throwback ocurre lo mismo pero en sentido inverso;  si después de hacer Throwback sigue subiendo y rompe con fuerza esa resistencia, podemos pensar que la tendencia alcista se confirma.

De esta manera, si el pull back se confirma sería el momento de vender (porque van a continuar las caídas) o de operar a corto, mientras que si se confirma el Throwback, sería el momento de comprar, puesto que las acciones previsiblemente seguirán subiendo.

Cómo se diferencia del Throw back

En el caso del Throwback, la situación sería justo la contraria. Una cotización que, tras romper una resistencia, vuelve a caer hasta esa zona (que ahora actúa como soporte), para, a continuación, continuar subiendo por encima del valor anterior.

Sin embargo, es bastante común que se use el término pull back para referirse indistintamente tanto al propio pull back como al throwback.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn