902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Negociando la compra de un coche nuevo: trucos y consejos para que el precio no se dispare

Negociando la compra de un coche nuevo: trucos y consejos para que el precio no se dispare

Comprar un coche supone una inversión suficientemente importante como para no tener en cuenta factores que nos pueden ayudar a reducir el coste de compra y los riesgos asociados a una mala elección. Si lo hacemos por necesidad o porque nuestro antiguo vehículo nos ha dejado tirados, seguramente tendremos menos margen que si somos nosotros los que escogemos cómo y cuándo comprar. Para este caso, vamos a ver algunos factores a tener en cuenta.

Cuándo comprar un coche: épocas del año

Es posible que no te hayas planteado si hay algunos días o meses en los que sea mejor comprar un coche, pero sí que hay momentos en los que será más fácil que encontremos ofertas y en los que el comercial tenga más ganas de vender, aún a costa de su margen. Esos momentos pueden ser:

  • Fin de año: Es la fecha que la gente suele recomendar porque las marcas tienen interés en cerrar el año con un buen dato, tanto el comercial para mejorar su bonus, como la compañía de cara a los analistas. Puede ser una buena idea, aunque si el año ha sido muy bueno, nos puede salir el tiro por la culata, y puede ocurrir que prefieran esperar al año siguiente.
  • Fin de trimestre: Otro momento importante, tanto para el vendedor como para la marca, ya que son como las metas volantes en ciclismo, en las que todo el mundo quiere salir guapo en la foto con un buen resultado. Fíjate que las grandes promociones en prensa suelen coincidir con esas fechas señaladas.
  • Fin de mes: Los últimos cuatro días de mes es cuando los concesionarios tienen claro cómo les ha ido el mes, y sí tienen que hacer un esfuerzo extra para mejorar el volumen de ventas.

Cómo mirar online y conseguir una buena oferta

Como sucede en la mayoría de productos o servicios, la red puede ser un buen aliado para buscar buenas ofertas que nos permitan obtener un importante descuento. Hasta ahora nuestro ámbito de acción era nuestra localidad y cercanías.

Con internet podemos obtener precios de toda España, con lo que si algún concesionario es muy agresivo, nos podemos beneficiar, bien presionando a los más cercanos para que igualen o se acerquen al otro precio, o directamente comprando en otra localidad, aún a costa de pagar el coste de transporte.

Cuántos concesionarios debo mirar

Realmente no existe un número mágico, pero sin duda deberías consultar al menos 3, además de hacer una búsqueda básica en internet con presupuestos aproximados, más que nada para tener un espíritu crítico con el precio que te ofrezcan. Es importante no ir a ciegas, ya que el vendedor notará si nos hemos informado antes o no.

En todo caso, el número también dependerá de cuánto tiempo quieras invertir, ya que como sucede en la mayoría de cosas, hay una relación inversa entre tiempo de investigación del producto adecuado y el precio que finalmente pagamos.

Renovación de modelo

Si no eres de aquellos que quieres llevar el último modelo de móvil, y lo que buscas es principalmente tener un buen producto, los cambios de gama son una magnífica oportunidad para comprar el modelo que actualizan.

A nivel interno, es probable que la tecnología sea muy similar, y a no ser que el diseño cambie radicalmente y te guste más el nuevo, puede ser una opción a considerar. Pensemos en modelos como el Volkswagen GOLF, que tienen más de tres décadas de historia.

Cómo ir vestido y presentar nuestras necesidades

La vestimenta y la forma en que planteamos lo que estamos buscando también tienen influencia en el resultado final. Si vamos a mirar productos de lujo en bañador y playeras seguramente no nos tomarán muy en serio. No es necesario ir vestido muy formal, pero sí de una forma correcta, pues al final, queramos o no, eso condiciona el comportamiento de las personas que tenemos en frente.

Por lo que respecta a cómo podemos plantear nuestra necesidad, es importante hacer un trabajo de investigación previo. La mayoría de gente suele ir a comprar un producto a ciegas, confiando en que el vendedor le venderá aquello que necesita. Pero no siempre es así. Por eso es importante que tengamos claras las características básicas del producto y que el comercial vea que previamente ya hemos hecho los deberes.

En resumen, la compra de un vehículo es un gasto muy relevante dentro del presupuesto familiar, y por tanto debemos tomarnos nuestro tiempo. Si a veces dedicamos un buen número de horas para comprar ropa, zapatos o una televisión, ¿cómo no vamos a invertir nuestro tiempo en un gasto proporcionalmente mucho mayor?

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn