902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Más que el precio de venta. Los impuestos que hay que pagar al comprar un coche

Más que el precio de venta. Los impuestos que hay que pagar al comprar un coche

Si tu coche todavía anda bien pero tienes pensado cambiarlo próximamente porque ya va teniendo demasiados achaques, porque necesitas mejores prestaciones, o simplemente buscas tu primer coche, entonces deberías tener muy claro que al precio de venta hay que añadir el pago de diversos impuestos que incrementarán el desembolso final.

Si acudimos a un concesionario es habitual que nos ofrezcan sus servicios para los trámites e impuestos que conlleva la compra de un coche. Para ahorrarnos unos euros haciéndolo por nuestra cuenta y especialmente, en el caso de comprar un vehículo a un particular, conviene conocer con claridad qué impuestos hay que pagar.

Impuesto de circulación

Empezamos con un impuesto que hay que pagar anualmente durante toda la vida del coche. El IVTM o impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, también conocido como sello, viñeta, o todavía con su anterior denominación, impuesto de circulación: un tributo que grava la titularidad de los vehículos que son aptos para circular por vías públicas.

El IVTM es recaudado por el municipio donde se domicilie el vehículo y se paga por primera vez antes de matricularlo:

  • En la compra de un coche nuevo: se paga lo que queda de año prorrateado en trimestres naturales, incluyendo el actual. Por ejemplo, si es en abril, el primer recibo será la parte correspondiente a tres trimestres completos (segundo, tercero y cuarto).
  • En la compra de un coche de segunda mano: dependerá de cuándo se transmita. El devengo del impuesto es el 1 de enero de cada año, por tanto, la persona que sea titular del vehículo ese día será el obligado tributario. Así, por ejemplo, si se compra del día 2 de enero en adelante, la administración reclamará el pago al vendedor. Aunque en la práctica, pueden acordarse condiciones diferentes para repartirse la cuantía entre ambas partes.

¿Cuánto se paga por IVTM?

La cuota anual vendrá establecida por cada municipio siguiendo un parámetro según el tipo de vehículo:

  • Turismo: según la potencia en caballos fiscales (CVF).
  • Autobuses: según el número de plazas autorizadas.
  • Camiones: según los kilos de carga útil.
  • Tractores: según la potencia en caballos fiscales (CVF).
  • Remolques y semirremolques: según los kilos de carga útil.
  • Motocicletas y ciclomotores (menos de 50 cc): según los centímetros cúbicos.

La Ley reguladora de Haciendas Locales establece la tarifa del impuesto, aunque es modificable por la Ley de Presupuestos Generales, y cada ayuntamiento puede ajustarla (con un límite máximo), así como las bonificaciones y exenciones correspondientes (transporte público, defensa, vehículo para minusválido, etc.).

IVA

En la compra de un coche nuevo: la operación está sujeta a IVA, por lo que se aplica un 21% sobre el precio de compra, salvo que se destine al transporte de personas con discapacidad o movilidad reducida, que será el 4%.

En la compra de un coche de segunda mano, depende del vendedor:

  • Si es un particular, está exenta de IVA (y sujeta a ITP, lo vemos a continuación).
  • Si es una empresa o autónomo que se dedica a la reventa de vehículos usados, o si se dedujo el IVA cuando compró el coche, entonces hay que pagar el 21% de IVA.

Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP)

El ITP solamente se aplica en la compra de un coche de segunda mano, y siempre que no esté exenta de IVA. Al ser un impuesto cedido a las comunidades autónomas, la determinación de la cuota tributaria varía en función de la residencia del comprador, existiendo diferentes exenciones y tipos de gravamen (del 4% al 8% según la comunidad).

La base imponible será el mayor entre el precio de venta o el precio medio de venta de las tablas que cada año publica el Ministerio de Hacienda, que también puede ser consultado en la web de la agencia tributaria de cada comunidad.

Impuesto de matriculación: solo para un coche nuevo

Conocido como impuesto de matriculación, el Impuesto Especial sobre determinados Medios de Transporte grava la primera matriculación definitiva de vehículos en España. En el caso de un vehículo importado, aunque haya sido usado con matrícula extranjera, la primera matriculación en España también estará sujeta.

La base imponible se extrae de las tablas del Ministerio de Hacienda, aplicando una reducción del 30% si es un vehículo que se va a destinar a vivienda (autocaravana) o del 50% para familias numerosas. Además, existen exenciones a vehículos registrados por discapacitados, autoescuelas, taxis, vehículos profesionales, etc.

El tipo de gravamen depende del nivel de emisiones de CO2:

  • 0%: emisiones iguales o inferiores a 120 g/km.
  • 4,75%: emisiones entre 120 g/km y 160 g/km.
  • 9,75%: emisiones entre 160 g/km y 200 g/km.
  • 14,75%: emisiones mayores o iguales a 200 g/km.

Ojo, porque los porcentajes anteriores no son aplicables en todas las comunidades autónomas, sino que cada una tiene libertad para incrementarlos hasta un 15%. Así ha sucedido en Andalucía, Asturias, Baleares, Cantabria, Cataluña, Extremadura, Murcia y Valencia.

Los impuestos que hay que pagar al comprar un coche

Resumiendo la información anterior:

  • Coche nuevo: IVA, impuesto de matriculación e impuesto de circulación.
  • Coche de segunda mano: ITP (o IVA) e impuesto de circulación.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn