902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

¿Qué son los PSP y por qué el negocio online los ha convertido en imprescindibles?

¿Qué son los PSP y por qué el negocio online los ha convertido en imprescindibles?

La gran mayoría de los españoles llevamos una tarjeta Visa, MasterCard o American Express en la cartera. La usamos a diario y para las compras online se han vuelto imprescindibles. Pero, ¿sabemos bien qué son y cómo funcionan? Es hora de aprenderlo en este Lexiconómico.

Qué son

Detrás de cada transacción de pago con tarjeta están los PSP o proveedores de servicios de pago. Aunque los tres más usados en España son MasterCard, Visa y American Express, en otros países existen otros igualmente extendidos como JCB, Discover Card, Diners Club o China UnionPay.

Los medios de pago o proveedores de servicios de pago no son entidades financieras en sí mismos, sino compañías que proporcionan la tecnología necesaria para efectuar un movimiento de fondos desde la cuenta bancaria de un cliente hasta la cuenta bancaria de un negocio.

MasterCard y Visa no emiten tarjetas. Son los bancos los que las imprimen con su marca, además de la numeración, datos del cliente, fecha de validez, CVV y la red interbancaria en la que funcionan. Cada banco elabora sus propios contratos para determinar las condiciones de uso en función del proveedor de servicios de pago, sus comisiones, tipo de interés, vencimientos, seguros y promociones.

AmEx, o American Express, además de trabajar con bancos que imprimen sus tarjetas, también tiene capacidad para emitirlas sin necesidad de entidad intermediaria alguna. Ofrecen servicios exclusivos, más ventajas y promociones que las otras dos, pero su coste de emisión, cuotas de mantenimiento y tipos de interés suelen ser mayores.

Las tres compañías tienen sus oficinas centrales en Estados Unidos. American Express y MasterCard en Nueva York y Visa en California. Aunque inicialmente Visa se relacionaba con tarjetas de crédito y MasterCard con débito, en la actualidad ofrecen sus servicios en ambas modalidades.

Cómo funcionan

Para comprender su funcionamiento de forma muy sencilla veremos sus 4 partícipes y luego desglosaremos un movimiento de pago con tarjeta en 5 fases:

–          Un cliente, que acude a comprar con su tarjeta a un negocio.

–          Un vendedor, que permite el pago con tarjeta en su negocio.

–          Un banco emisor, el que emitió la tarjeta que lleva el cliente.

–          Un banco adquirente, el banco del vendedor, que le permite gestionar sus cobros con tarjeta mediante un datáfono o TPV (Terminal de Punto de Venta).

Fases de una transacción con tarjeta:

  1. El cliente inserta su tarjeta en el datáfono (o la aproxima, si es contactless) y teclea el PIN.
  2. El datáfono envía los datos de la tarjeta del cliente al banco adquirente (el banco del vendedor).
  3. El banco adquirente solicita al proveedor de servicios de pago (MasterCard, Visa, American Express) la autorización del banco emisor (el banco que emite la tarjeta del cliente).
  4. El banco emisor autoriza la transacción, una vez verificado que hay fondos en la cuenta del cliente, no excede el máximo permitido, no se detecta como operación fraudulenta, etc.
  5. El banco emisor manda el pago al banco adquirente, éste deposita el importe de la compra en la cuenta del vendedor y envía la respuesta al TPV indicando que la transacción ha sido aprobada.

Los PSP no cobran sus servicios directamente al cliente que usa una tarjeta de su marca. Sus ingresos provienen de la tarifa que aplican al vendedor, a través del banco adquirente, por aceptar pagos con una tarjeta de su marca.

Imprescindibles para el negocio online

A día de hoy las compras online son casi tan frecuentes como las realizadas en tiendas físicas. Para el desarrollo del modelo de negocio online fue necesaria la implantación de medidas adicionales que garanticen que el pago se realiza de forma segura, pues ni vendedor ni cliente están físicamente controlando que la tarjeta se inserta en el TPV.

El esquema por fases del apartado anterior es igualmente válido, solo que se reemplaza el TPV por un TPV Virtual, también ofrecido por el banco adquirente al vendedor. En el momento del pago, el cliente introduce los datos de su tarjeta en una plataforma web del banco adquirente y mediante una pasarela de pago se mueven fondos del banco emisor al adquirente. Previamente, el banco emisor puede redireccionar al cliente a una página web “Verified by Visa” o “MasterCard SecureCode” y solicitar alguna verificación adicional, como una contraseña previamente definida para compras por Internet, o un código recibido por SMS.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn