902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Los inversores son simplemente humanos: lecciones valiosas del behavioural finance (psicología del comportamiento financiero)

Los inversores son simplemente humanos: lecciones valiosas del behavioural finance (psicología del comportamiento financiero)

Para muchos inversores, el precio que están dispuestos a pagar por un activo se basa en la percepción que tienen del potencial inmediato del activo, al centrarse en las noticias y previsiones a corto plazo. Sin embargo, estos factores desvían la atención de hechos fundamentales e impiden que el inversor entienda la inversión como un activo a largo plazo.

Por ello, la toma de decisiones suele basarse en impulsos irracionales, alentados por rasgos psicológicos humanos comunes que nos llevan a adoptar distintos sesgos emocionales o cognitivos. Si nos dejamos llevar por estos comportamientos, es posible que cometamos errores y no aprovechemos las oportunidades.

La psicología del comportamiento financiero (behavioural finance) es un ámbito de estudio según el cual las personas cometen errores de juicio de forma sistemática cuando toman decisiones de inversión. Cuando estos errores se repiten en toda la comunidad financiera, provocan movimientos ilógicos de los precios de los activos. Dichas ineficiencias pueden generar oportunidades para quienes comprenden qué factores provocan esos movimientos de los precios y desarrollan estrategias para beneficiarse de ellos.

Para algunas personas, aplicar ideas del behavioural finance en la inversión puede parecer un enfoque excesivamente académico. Sin embargo, se basa en un concepto muy simple que puede ser muy valioso para entender cómo se mueven los mercados financieros y dónde pueden surgir oportunidades y riesgos. Básicamente, el behavioural finance reconoce un hecho fundamental: que los inversores son seres humanos.

Las emociones humanas han alentado los movimientos irracionales de los mercados desde que estos existen, como demuestran acontecimientos como el Crack de Wall Street de la década de 1920 o incluso anteriores, como la «tulipomanía» del siglo XVII en los Países Bajos.

Ejemplo de exuberancia irracional antes del pánico: el Crack de Wall Street

Sin título

Fuente: Bloomberg, a 15 de junio de 2016. Los datos cubren el periodo hasta el 31 de diciembre de 1949.

El espectacular crack de la bolsa de 1929, tras un periodo de fuertes ganancias, subraya la importancia de no confundir nuestras emociones con el conocimiento. Que la experiencia reciente nos haga sentir más cómodos al seguir comprando activos que se han comportado bien últimamente, no significa que los inversores sepan nada sobre cómo se comportarán esos activos en el futuro. Por consiguiente, al tomar decisiones de inversión, no solo es importante entender los datos de los distintos activos en el contexto económico actual, sino también comprender nuestros propios impulsos emocionales y los de otras personas.

Si nos fijamos en el panorama de inversión actual, parece un entorno bastante fértil para quienes sean capaces de reconocer el efecto significativo que tienen las respuestas emocionales humanas sobre los precios de los activos. Los efectos del comportamiento siempre influyen en los mercados financieros, pero cuando sufrimos turbulencias de los mercados extremas como las que hemos vivido durante el último año, recordamos hasta qué punto pueden influir.

El valor de las inversiones fluctuará, por lo que el precio de los fondos puede subir o bajar, y es posible que no recupere la inversión inicial. Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

 

Glosario:

Activo: Cualquier elemento con valor comercial o de intercambio, que es propiedad de una empresa, una institución o una persona.

Behavioural finance: La psicología del comportamiento financiero reconoce la influencia del factor humano y cómo las emociones pueden afectar a los precios de los activos.

Fundamentales (compañía): Los principios básicos, normas, leyes, etc., que constituyen la base de un sistema. Los fundamentales de una empresa se refieren específicamente a esa empresa e incluyen aspectos como su modelo de negocio, los ingresos, el balance y la deuda.

Riesgo: La posibilidad de que la rentabilidad de una inversión acabe siendo distinta de la esperada. El riesgo incluye la posibilidad de perder parte de la inversión original.

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G International Investments Ltd. Domicilio social: Laurence Pountney Hill, Londres, EC4R 0HH, Reino Unido, autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera en el Reino Unido y su sucursal M&G International Investments Ltd., Sucursal en España con domicilio social en Plaza de Colón 2, Torre II, Planta 14, 28046, Madrid, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid al Tomo 32.573, folio 30, hoja M-586297, inscripción 1ª con CIF W8264591B y con número de registro de la CNMV 79.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn