902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Ibex-35: curiosidades en verde y rojo

Ibex-35: curiosidades en verde y rojo

El Ibex celebra este año su vigésimo quinto aniversario. Una corta historia si lo comparamos con el Dow Jones (índice más antiguo del mundo), que nació a finales del siglo XIX. Sin embargo, estos 25 años han dejado tras de sí un reguero de anécdotas y curiosidades sobre sí mismo y su funcionamiento. De hecho, lo primero que puede sorprender a más de uno es su edad, eso sí, ha tenido que lidiar con un par crisis económicas que por momentos han llegado a golpear hasta sus cimientos.

El Ibex 35, tal y como lo conocemos ahora, nació en enero de 1992 partiendo de los 3.015 puntos. Desde entonces, ha habido muchas empresas que han pasado por el selectivo español. Algunas con mayor fortuna que otras, pero sin duda todas han ido escribiendo su pequeña historia en el parqué madrileño. Todas ellas han colaborado para que el Ibex ofrezca una rentabilidad al año del 9% (incluyendo dividendos).

La puerta del Ibex

Una de las primeras preguntas que pueden generarse en torno al selectivo español tiene que ver precisamente con sus miembros. ¿Cómo puede pertenecer al Ibex? El primer matiz tiene que ver con los sectores económicos. ¿Hay algún impedimento para que solo haya compañías pertenecientes a un único sector? La respuesta es no. Entre los criterios utilizados para que un valor forme parte del índice no se tiene en cuenta, en ningún caso, el sector económico al que pertenece el citado valor, ya que el Ibex-35 no debe guardar ninguna diversificación sectorial específica en su composición.

Una vez resuelta esta duda, surge la idea del tamaño y si eso importa. Antes no tenía relevancia la dimensión de una empresas siempre y cuando sus acciones fueran suficientemente líquidas y fueran de las 35 con mayor volumen de negociación. Sin embargo, recientemente se ha incluido un apartado en las Normas Técnicas que dice que el Comité podrá excluir a los valores cuya capitalización bursátil haya sido inferior al 0,30% de la capitalización media del índice.

Por último, en cuanto a los cambios en la composición del selectivo, hay que dejar claro que en las revisiones periódicas que hace el organismo (Comité Técnico del Ibex) no hay un número determinado de cambios obligatorios. Por ejemplo, en alguna ocasión ha habido un cambio de 5 valores, mientras que otras veces no ha habido cambio alguno en su composición.

Se fueron y vinieron

¿Están en el Ibex-35 las mismas empresas que en 1992? No. Sería irreal pensar que en más de 20 años no ha habido fusiones, adquisiciones, OPAs u otros motivos que han provocado cambios en el selectivo. Así, de ese primer año tan solo se mantienen al pie del cañón Banco Popular, Bankinter, Mapfre, Endesa, Iberdrola, Repsol y Telefónica. Y de estas empresas, no todas han permanecido durante toda la vida del Ibex 35 dentro del mismo; así, Endesa regresaba al Ibex 35 a finales de 2014, después de haber estado durante un año fuera de él.

Otras muchas de las compañías que empezaron en 1992 ya no están desde hace años, como Agroman o Cepsa.

Del verde al rojo y viceversa

Si ha habido otro aspecto a destacar, al margen del cambio de compañías que han operado en el Ibex-35, ese ha sido, lógicamente, el de la fluctuación de valores a lo largo de estos 25 años. Como se indicaba al inicio del texto, en este periodo se han superado numerosas situaciones adversas: dos crisis económicas, la que se derivó de las “puntocom” en el año 2000 tensiones con el petróleo…

En el lado positivo destaca como la mayor subida de la historia la que se produjo en mayo de 2010. Concretamente el día 10 de ese mes, como consecuencia de la mayor operación financiera de la historia de la Eurozona, destinada a atajar la especulación contra la deuda soberana de algunos Estados miembros y a frenar la caída de la divisa europea. Así, los ministros de Finanzas de la Unión Europea acordaron entonces un paquete crediticio sin precedentes, mediante el que, en colaboración con el FMI, podrían movilizar hasta 750.000 millones de euros para cubrir las necesidades de los socios con problemas. El Ibex subió un 14,43% y cerró en los 10.351 puntos.

Por lo que respecta al otro lado, el de caídas, el mayor golpe del selectivo español llegó el 24 de junio de 2016, cuando un viernes se dejó un -12,35% para  retroceder hasta los 7.787 puntos. Este desplome bursátil fue consecuencia del resultado del referéndum en Reino Unido en el que sus ciudadanos votaron “sí” a su salida de la Unión Europea. Desde entonces, el Ibex ha logrado recuperar un +23% hasta la cifra actual, próxima a los 9.500.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn