902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Guía fundamental de política monetaria para inversores

Guía fundamental de política monetaria para inversores

En muchas ocasiones escuchamos en los medios de comunicación constantes referencias a la política monetaria de los diversos bancos centrales, pero ¿realmente es un factor importante a tener en cuenta a la hora de realizar nuestras inversiones?

¿Qué es la política monetaria?

La política monetaria es una modalidad de la política económica que, mediante el control de la cantidad de dinero y el establecimiento de los tipos de interés, intenta lograr la estabilidad económica de los mercados. Sus objetivos principales son:

  • Obtener una buena tasa de crecimiento económico
  • Estabilizar el valor del dinero, evitando una excesiva inflación
  • Producir el mayor nivel de empleo posible en la sociedad
  • Equilibrar la balanza de pagos y mantener los tipos de cambio estables internacionalmente

Para lograr sus objetivos los bancos centrales disponen de diversas herramientas, pero sus mecanismos más utilizados consisten en aumentar o disminuir la cantidad de dinero en el sistema y establecer el nivel de tipos de interés. En aquellas ocasiones en las que el banco central decide aumentar la cantidad de dinero en el sistema hablamos de una política monetaria expansiva. Cuando reduce la cantidad de dinero lo llamamos una política monetaria restrictiva.

Los principales bancos centrales son la Reserva Federal Norteamericana (la FED) y el Banco Central Europeo (BCE).

Política monetaria expansiva

Cuando los bancos centrales temen un estancamiento de la economía y observan que el crecimiento económico se ralentiza, suelen recurrir a tres acciones para estimular el sistema:

  • Reducir los tipos de interés
  • Comprar deuda pública
  • Reducir el coeficiente de caja

Los tipos de interés, que corresponden al “precio” del dinero, influyen en el coste que tiene para los agentes económicos realizar sus inversiones (construir fábricas, etc.). Si han de pagar menos intereses (porque el tipo de interés es bajo) estarán más dispuestos a tomar dinero prestado y emprender con él.

Cuando el banco central compra deuda pública está inyectando dinero en el sistema, lo cual también tiene un efecto expansivo.

El coeficiente de caja estipula qué porcentaje de reservas debe mantener un banco en su balance. Si el coeficiente se reduce, el banco puede prestar más dinero y, por tanto, hay más dinero en circulación.

Para realizar una política monetaria restrictiva el banco central simplemente debe hacer la política contraria a la expansiva (aumentar tipos de interés, vender deuda pública o aumentar el coeficiente de caja.

¿Cuál es la repercusión de la política monetaria en las inversiones?

Evidentemente la evolución de la economía tiene una gran importancia en cómo evolucionan nuestras inversiones y, en la medida en que la política monetaria influye en la evolución de la economía, nuestras inversiones responderán en consonancia a largo plazo. Sin embargo, el impacto más grande de la política monetaria en la valoración de los activos financieros suele transmitirse de manera rápida y hay otra explicación para ello.

Cualquier inversión en un activo pretende obtener un beneficio futuro. Hay dos aspectos que siempre debemos considerar al invertir: ¿cuánto beneficio vamos a obtener? y ¿cómo de seguros estamos de ello? El procedimiento normal para pensar al respecto suele consistir en aplicar una tasa de descuento al precio que estamos dispuestos a pagar por algo hoy, a cambio de los beneficios futuros.

Por ejemplo, si un amigo me pide prestado 100€ y me asegura que me devolverá 105€ en un año, puedo pensar en esta “inversión” como una inversión que me renta un 5%. Por mucho que confíe en mi amigo, desde un punto de vista puramente económico si puedo contratar un depósito en el banco que me dé un 6% anual, no tendría sentido económico prestarle el dinero a mi amigo, ya que con mucha más seguridad puedo obtener el 6% en el banco. Sin embargo, si el banco sólo me ofrece un 2% de rentabilidad tendré que pensar cuánto riesgo incurro al prestar dinero a mi amigo y si es mi mejor opción.

Con este ejemplo vemos que los tipos de interés que estipulan los bancos centrales marcan el retorno sin riesgo que podemos obtener por nuestro dinero. A partir de ahí deberemos de exigir un plus de rentabilidad en función del riesgo que creamos que tenga cualquier inversión alternativa que consideremos.

Este impacto de los tipos de interés sobre los modelos de valoración de los activos financieros suele producir que cuando los tipos de interés bajan los precios suben y viceversa. Por ello los mercados suelen prestar mucha atención a los anuncios de los bancos centrales cuando está previsto que realicen algún tipo de ajuste en el tipo de interés.

Conclusión

La actuación de los bancos centrales puede tener implicaciones importantes sobre la valoración de los activos financieros. Como inversores debemos entender el impacto que pueden tener estas decisiones sobre nuestros activos. No es probable que logremos predecir con acierto las decisiones futuras de los bancos centrales, por lo que debemos ser conscientes del impacto que pueden tener estos movimientos pero no dejar que determinen nuestras decisiones, ya que centrarse en aquello que no se puede controlar no suele ser una buena estrategia de inversión. A lo largo de la historia las buenas empresas han logrado ganar dinero en todo tipo de contextos monetarios.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn