902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Euro Stoxx 50, el superíndice europeo

Euro Stoxx 50, el superíndice europeo

A menudo oímos hablar de la evolución de los índices bursátiles: el IBEX 35, el Dow Jones, el Dax alemán… Habitualmente, estos índices agrupan a grandes compañías de diferentes sectores: financieras, eléctricas, constructoras, aseguradoras, etcétera.

Qué es el Euro Stoxx 50

En el caso del Euro Stoxx 50, el índice aglutina a 50 blue chips de la zona euro, empresas sólidas de gran tamaño y con acciones muy líquidas (es decir, que tienen un gran volumen de operaciones en el mercado).

Cómo funciona

El Euro Stoxx 50 está compuesto por empresas de 8 países: 19 francesas, 15 alemanas, 5 españolas y holandesas, 3 italianas y 1 belga, finlandesa e irlandesa. Las españolas son las 5 más grandes del IBEX: Inditex, Santander, Telefónica, Iberdrola y BBVA.

Al igual que sucede, por ejemplo, en el caso del IBEX 35, el Euro Stoxx 50 es un índice ponderado en función de la capitalización y el free float de cada empresa. Por ello, los movimientos de empresas como la belga Anheuser-Busch Inbev (el mayor productor mundial de cerveza), que es la empresa más grande del índice, pesan más que otros como los de la eléctrica E.On, que es unas 10 veces más pequeña que la primera.

La capitalización de estas 50 empresas sobrepasa actualmente los 2,7 billones de euros (superior, por ejemplo, al PIB francés).

Composición del Euro Stoxx 50

Su composición se revisa trimestral o semestralmente, y como mucho, una compañía sólo puede ponderar un 10% del índice.

Por sectores, el más importante, por capitalización y número de componentes, es el bancario, con 7 entidades que suman más de 300.000 millones de euros.

Esta es la composición actual del índice, ordenada por su capitalización:

Cuál es su historia

El Euro Stoxx 50 fue creado en los años 90 del siglo pasado por una Joint Venture (una asociación entre empresas) creada entre Deutsche Börse (el gestor de la Bolsa alemana) y Six Group (gestor de la Bolsa suiza), para hacer una especie de Dow Jones europeo.

A la hora de revisar los valores e ir cambiando la composición del índice, el gestor del mismo (Stoxx) tiene en cuenta los volúmenes de facturación de las empresas y la evolución de su cotización para ir sustituyendo aquellos que están en declive por empresas más pujantes. En una de las últimas revisiones salió Repsol y entró Adidas.

Analizamos su rentabilidad histórica: evolución

El Euro Stoxx 50 tiene base 1.000 puntos a 31 de diciembre de 1991. Actualmente, supera los 3.000 puntos, si bien antes del pinchazo de la burbuja tecnológica, llegó a superar los 5.000 puntos, y antes de la caída de Lehman Brothers, estaba por encima de 4.000.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn