902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

El IBEX comienza la semana con una caída del -0,19%.

El IBEX comienza la semana con una caída del -0,19%.

Los atentados que tuvieron lugar el pasado sábado en Londres han ayudado a estrechar la diferencia entre Theresa May y Jeremy Corbyn, líder de la oposición. Las elecciones de Reino Unido tendrán lugar el próximo jueves y, según algunas encuestas, la ventaja con la que partía la primera ministra ha podido verse muy diluida.

Las bolsas europeas abrieron esta mañana con correcciones generalizadas. Finalmente, al cierre de la sesión, índices como el FTSE Mib o el CAC 40 no han podido recuperarse y han terminado cediendo un 0,99% y un -0,66% respectivamente.

En el IBEX nos hemos encontrado con una nueva jornada de caídas. El selectivo corrige a pesar del buen comportamiento de las utilities. Popular repite como farolillo rojo, una jornada más corrobora la fuga de capitales en la acción. La entidad presidida por Emilio Saracho se ha dejado otro 18% y su precio disminuye hasta los 0,33 euros, lo que supone una capitalización bursátil de 1.418 millones de euros.

Otra de las novedades de la jornada ha sido el contrasplit 1 a 4 realizado por Bankia. El actual precio por acción de la compañía se sitúa en los 4,13 euros. Protagonista de última hora ha sido Repsol, con el anuncio del mayor descubrimiento de gas de los últimos 5 años,  en Trinidad y Tobago. La capacidad de los pozos equivale al suministro de 2 años de gas en nuestro país.

Los mercados del este se han visto sacudidos esta mañana tras conocerse que Arabia Saudí, Egipto, Bahréin y Emiratos Árabes Unidos  han tomado la decisión de cortar lazos con Catar. El motivo parece ser el acercamiento de posturas entre esta última e Irán.

Este contratiempo se ha reflejado en el índice catarí, que ha caído en un -7,27%, máximo de los últimos 8 años. También ha tenido influencia en la cotización del petróleo, que se ha girado para acabar en rojo, con el Brent perdiendo los 50$ por barril.

En el mercado de divisas, la libra recibió el impacto del atentado debilitándose frente al resto de las principales monedas. Por otro lado, el eurodólar cede unas décimas pero se mantiene en el 1,12.

El bund alemán reduce su rentabilidad con respecto a la semana pasada, estableciendo el retorno a 10 años en el 0,29%. Por su parte, el T-Bond estadounidense inicia la semana ofreciendo un 2,17% tras ceder 5 puntos básicos el pasado viernes.

El precio por onza de oro se encarece en 14$ con respecto a la pasada semana y podría superar los 1.300$ esta misma semana si continúa con esta tendencia alcista.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn