902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Conectarnos a Internet fuera de casa, ¿es realmente tan caro?

Conectarnos a Internet fuera de casa, ¿es realmente tan caro?

Llega el próximo puente o nos tomamos unos días de vacaciones y, por mucho que queramos descansar, no somos capaces de apagar el móvil y permanecer sin Internet. Hacemos la maleta, pensamos qué llevar, el equipaje de mano y, por supuesto, que no se nos olvide el teléfono ni el cargador.

Hasta que los smartphones penetraron en la sociedad española, acceder a Internet suponía disponer de un ordenador conectado a la red y, por tanto, implicaba acudir a un lugar físico concreto para conectarnos. En cambio, ahora siempre llevamos Internet en el móvil, como confirma la última Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares del INE. Dicho estudio revela que en último año el 77,1% de los internautas accedieron a Internet mediante el teléfono móvil y que, por primera vez en España, hay más usuarios de Internet (76,2%) que de ordenador (73,3%). Profundizando más sobre estudios similares, todos coinciden que más del 75% de los españoles tenemos acceso a Internet.

Ante esos datos tan reveladores, queda muy claro que los españoles vivimos conectados a la red y que abandonar Internet durante unos días se promete una tarea difícil.

Fuera de casa, pero en España

Seguiremos teniendo Internet en el móvil igual que si estuviéramos en nuestra ciudad. Hoy día hay tarifas que ofrecen 1 GB por menos de diez euros, y no es ninguna locura tener 5 o más GB por un precio asequible.

Por otra parte, en los hoteles tendremos buena conexión WIFI para no gastar los datos de nuestro plan. En este sentido, el informe de HotelWifiTest determina que el 68,5% de los hoteles españoles tienen WIFI gratuito.

Fuera de España

Woman using her tablet at a restaurant while drinking a cup of coffee

Siguiendo el mismo informe vemos que a pesar de la alta disponibilidad de WIFI gratuito, los hoteles españoles están en el puesto número 43, del total de 50 países analizados, en cuanto a la calidad de la conexión. En dicho informe se aprecia que todos esos países tienen más de un 50% de hoteles con WIFI gratuito.

En cuanto a Internet móvil si viajamos fuera de España, en términos generales, tendremos que pagar un alto coste por utilizarlo, y todavía más si es fuera de Europa. De modo que si queremos ahorrar tendríamos que evitar su uso.

Entonces, ¿qué hacemos con la tarifa de datos en el extranjero?

Las aplicaciones que tenemos instaladas en los smartphones pueden hacer uso de datos en background, es decir, aún sin tener esa aplicación abierta. Por ejemplo, el programa que usamos para comprobar el tiempo, el gestor de e-mails, o el lector de noticias. Para evitar que esto suceda tendríamos que entrar en los ajustes de conexiones del teléfono y desactivar los datos móviles.

Si no estamos seguros de haberlo hecho correctamente, y especialmente si vamos a estar fuera de España, podríamos llamar al servicio de atención al cliente y solicitar que bloqueen los datos móviles.

iStock_000026487347_Small¿Y si realmente queremos tener Internet en el móvil?

En ese caso hay que pagar por ello. Hemos revisado las tarifas de Roaming de los principales operadores en España y comprobamos que suelen facturar por MB consumidos, o por paquete de MB diarios. En ambos casos los precios son realmente caros si consideramos que con tan solo cargar algunas páginas, imágenes o recibirlas por Whatsapp, ya se consumen varios megas. Veamos un poco más al respecto:

Los operadores dividen el extranjero en tres zonas:

  • Zona 1: la Unión Europea.
  • Zona 2: EEUU, Canadá, Magreb y resto de Europa.
  • Zona 3: resto del mundo.

Por megas sueltos, en la zona 1 las tarifas más baratas rondan los 0,25€/MB, mientras que en las zonas 2 y 3 superan ampliamente los 6€/MB. Si optamos por tarifas diarias, por una cantidad fija al día disponemos de algunos minutos y 50 o 100MB para navegar por Internet.

Existen operadores virtuales, como Simly que ofrecen Internet de banda ancha en el extranjero por precios más ajustados, como 1GB por 18 euros dentro de Europa, o 40 en todo el mundo.

SIM del país extranjero

Una buena opción si no queremos privarnos de Internet móvil es comprar una tarjeta SIM de prepago en el país que visitamos, algo que podemos hacer presentando nuestro DNI o pasaporte. El precio a pagar por Internet será mayor o menor según el país, pero así nos despreocuparemos de cargos por Roaming y tarifas excesivamente caras.

Free WIFI spots

Además de WIFI en el hotel, es fácil encontrar puntos WIFI gratuitos en cafeterías, restaurantes, plazas, edificios públicos, bibliotecas… Necesitaremos mejor velocidad y un entorno más tranquilo si es para trabajar unas horas online que si es solamente para comprobar el e-mail o el whatsapp. Así, por ejemplo, Starbucks tiene más de 22.000 locales repartidos por 65 países; solamente pagaremos por la consumición.

iStock_000054749666_Small¿Cuánto nos cuesta tener Internet fuera de casa?

Con las sugerencias anteriores ya podemos responder a la pregunta que planteábamos en el título de este artículo: sí, conectarse a Internet fuera de casa puede ser caro, pero solo si queremos hacerlo desde el móvil o si no queremos molestarnos en buscar free WIFI spots en cafeterías, restaurantes, hoteles, etc. De hacerlo así, podemos tener Internet gratis en prácticamente todo el mundo.

Aunque cabe plantear dos costes de oportunidad asociados a una conexión gratuita:

  • Desplazarnos hasta un lugar que ofrezca WIFI gratis, una costumbre ya olvidada por estar habituados a tener conexión en el móvil.
  • La “incomodidad” de estar durante varias horas al día sin conexión, hasta encontrar un punto WIFI gratuito. Aunque a su vez, podría ser algo satisfactorio al sentir que no dependemos tanto de Internet.





Cómo maximizar tus ahorros ebook gratis posts




Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn