902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Cómo combinar brokers y bancos para minimizar los costes de tus inversiones.

Cómo combinar brokers y bancos para minimizar los costes de tus inversiones.

En el mundo actual los ahorradores e inversores disponemos de más herramientas que nunca para poner a trabajar nuestro dinero. Esta diversidad puede ser una gran ventaja para optimizar nuestras inversiones, pero a veces nos puede hacer también la vida más compleja de lo estrictamente necesario.

La Banca tradicional

Ahorrar dinero significa no consumirlo en el presente. La clave para ahorrar es gastar menos de lo que ingresamos. Ahorrar nos permite disponer de dinero en el futuro. Sin embargo el inversor inteligente no sólo ahorra, sino que intenta que el capital ahorrado sea productivo. Para ello es necesario invertirlo. Hay muchas maneras de invertir el dinero, pero para la mayoría, necesitamos recurrir a una entidad financiera a través de la cual podamos realizar nuestras inversiones.

No hace tantos años casi toda la actividad financiera estaba centrada en los bancos y sus oficinas locales a pie de calle. Gracias a internet y la tecnología, cada vez la industria financiera puede ofrecer servicios más especializados de manera directa a los inversores. Hoy en día cualquier persona interesada puede abrir una cuenta de inversión con un banco a través de internet.

Los Brokers

Un broker es la empresa intermediaria que nos permite invertir nuestro dinero comprando activos financieros en diferentes mercados secundarios (bolsas). Las nuevas tecnologías nos dan acceso a multitud de opciones en el sector, cada una con sus ventajas e inconvenientes. Actualmente la mayoría de bancos ofrecen servicios de broker. Los brokers suelen centrarse en ofrecer servicios de compra y venta de activos financieros, mientras que los bancos ofrecen una gama de servicios mucho más amplia que incluye la compra y venta de acciones, fondos de inversión, renta fija, etc. además de los productos clásicos de la banca como los préstamos y las hipotecas.

La importancia de los costes

Los inversores muchas veces sufrimos costes ocultos de los que realmente no somos conscientes. Es importante tener en cuenta estos costes ya que pueden influir de manera importante en nuestros resultados. Cuando invertimos, las rentabilidades futuras son inciertas, pero los costes suelen ser irremediables y por tanto hay que tenerlos en cuenta e intentar minimizarlos.

Comisiones:

Evidentemente encontrar un banco o broker para invertir con comisiones económicas es importante, y las entidades financieras se esmeran en promocionar claramente aquellos productos en los que son más competitivos. Sin embargo el precio no es lo único importante. Además de la calidad de la atención al cliente, hay otras consideraciones importantes, costes ocultos que muchas veces sólo valoramos suficientemente en retrospectiva.

Complejidad:

Los inversores dedicamos tiempo y esfuerzo a construir una cartera o patrimonio que refleje nuestras necesidades y optimice los recursos de los que disponemos. Decidir en qué productos invertir no es fácil. No queremos que el proceso en sí nos complique más la operativa de lo estrictamente necesario. Una plataforma de fácil usabilidad donde podamos tener acceso a multitud de opciones de inversión de forma sencilla nos puede ahorrar muchos problemas.

Tiempo:

Cuando algo no es todo lo simple que puede ser, uno de los grandes costes suele ser el tiempo. Emplear este valioso recurso en tareas que no aportan el suficiente valor puede ser un error importante. Los inversores solemos darnos cuenta de este aspecto cuando llega el momento de realizar la declaración de la renta. , pues existen brokers que no facilitan información suficientemente clara, o que no reportan a la Agencia Tributaria las operaciones realizadas. Por tanto es importante valorar la sencillez y comodidad que nos ofrece cada entidad.

Riesgo:

Los bancos y entidades reguladas en España, como es el caso de Self Bank, están sujetas a los controles y garantías que ofrece la legislación nacional. Las entidades adscritas al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito, como Self Bank, cubren un máximo de 100.000€ por titular. Gracias a internet podemos acceder a brokers internacionales, pero debemos de tener en cuenta que estas entidades escapan la supervisión nacional y están sujetas a la legislación del país correspondiente.

Conclusión

Encontrar una plataforma adecuada para llevar a cabo nuestras inversiones es una decisión importante. En la actualidad a través de internet tenemos acceso a multitud de opciones. Debemos tener en cuenta cuales son nuestras necesidades y encontrar una solución que se ajuste bien a ellas. Las comisiones son importantes, pero no deben ser nuestra única consideración.

Encontrar una entidad que simplifique el proceso todo lo posible a la vez que nos da la flexibilidad que necesitamos es importante. Self Bank, además de ofrecer comisiones competitivas, aúna multitud de servicios, simplificando la logística y el proceso de llevar a cabo nuestras inversiones bajo la legislación nacional.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn