902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

5 destinos interesantes donde pasar tus vacaciones en 2017 “por 4 duros”

5 destinos interesantes donde pasar tus vacaciones en 2017 “por 4 duros”

Con rumbo fijo al verano es inevitable pensar en vacaciones; son las más largas del año, pero siempre se nos hacen muy cortas. Por eso para el ahorrador viajero es fundamental elegir bien el destino: que permita descansar, cambiar de aires, desconectar y disfrutar lejos de casa… sin echar por tierra la economía doméstica. No será difícil con los siguientes 5 destinos interesantes por “4 duros”.

Viajar cada vez es más DIY. Es genial porque nos permite elegir destino, trazar nuestra propia ruta por el mundo, a nuestro ritmo y perfectamente acorde con un presupuesto. Y para todo eso, es de gran ayuda contar con un buen plan de ahorro que nos permita afrontar los mayores gastos de las vacaciones.

Viajar “por 4 duros”

Por 12 céntimos de euro es imposible viajar en el siglo XXI, pero esas antiguas veinte pesetas sí que darán más de sí según el país elegido. Se puede viajar “por 4 duros” si centramos nuestro esfuerzo en reducir los 4 gastos más duros de todo viaje:

  • Desplazamiento al destino y de regreso.
  • Alojamiento
  • Comidas
  • Visitas

De los anteriores, alojamiento, comidas y visitas estarán directamente condicionados por el tipo de cambio y por el coste de vida en el destino, mientras que el desplazamiento, generalizándolo al viaje de ida y vuelta en avión, está determinado por la oferta y demanda de vuelos y las políticas de precios de las aerolíneas.

Dentro de la zona euro, el tipo de cambio no es un factor a considerar, pero sí el nivel de precios de cada país. Por ejemplo, en Europa Oriental, o en los Balcanes, los mismos euros van a rendir mucho más; justo al contrario que en los países nórdicos.

Sin embargo, como ya vimos en ahorrando con el tipo de cambio en vacaciones, un euro convertido a moneda local puede dar mucho de sí en destinos de Brasil, Rusia, México o Sudáfrica.

Un paseo por la costa adriática

De la antigua Yugoslavia, Croacia, Bosnia y Montenegro son tres países muy atractivos donde disfrutar de playas, parques nacionales, lugares históricos, buena gastronomía y buenos precios. El tipo de cambio claramente favorece, pues con un euro se pueden comprar más de 7 kunas croatas, dos marcos convertibles bosnios y 123 dinares serbios. Y si nos aventuramos más al norte, a Eslovenia, o más al sur, a Montenegro, pagaremos en euros.

Dos semanas de viaje son suficientes para conocer Croacia, un poco de Bosnia y pisar Eslovenia, Serbia o Montenegro. Eso sí, necesitaremos alquilar un coche, para movernos con más libertad, por unos 400 euros para esas dos semanas con recogida y entrega en Dubrovnik.

Hay vuelos de ida y vuelta a Croacia por poco más de 100 euros y, en cuanto al alojamiento, las habitaciones dobles reservadas por adelantado rondan los 40 euros. Aunque una vez allí se encuentran sobes (habitaciones) más económicas.

Marruecos

No existe otro país tan cercano y con mayor diferencia cultural. Tan cerca en distancia que resulta complicado asimilar el enorme cambio en las primeras horas en Marruecos. Tan cerca, que el desplazamiento sale muy barato y es muy rápido: una hora en avión por unos 70 euros, y algo similar en ferry, desde Cádiz.

Además, el tipo de cambio nos favorece, pues un euro se cambia a más de 10 dírhams. De modo que comer en un restaurante cuesta de 10 a 15 euros y alojarnos en un riad (típica casona marroquí) de calidad aceptable, de 20 a 30 euros.

Ya solo queda elegir la ruta, en la que no deberían faltar Rabat, Fez, Chauen, Mequinez ni Marrakech. Y el transporte, en nuestro propio vehículo o en tren, también económicos.

Portugal

Probablemente el destino más accesible para visitar a buen precio desde España sea Portugal. Su extensa costa atlántica ofrece un sinfín de experiencias. La gastronomía no deja de sorprender y los precios, en general, son más baratos que en España.

Lisboa y Oporto, además de ser la base del viaje, bien merecen dos o tres días para ser conocidas. Aquí los precios son más elevados que en zonas rurales, pero no dejan de ser asequibles. Como aproximación, una habitación doble parte de 30 euros y por 20 se puede comer bien en todo el país, o incluso por menos, a partir de 5 euros los menús más básicos.

Cruzar la frontera con nuestro propio coche es un gran punto a favor para el presupuesto viajero. Y si queremos añadir un toque especial y paisajes excepcionales, podemos aparcarlo unos días y tomar un vuelo hasta Azores o Madeira por muy poco: 60 euros, Lisboa – Madeira – Lisboa, o 100 euros, Lisboa – Azores – Lisboa. Y seguir tranquilos porque allí los precios no se disparan como cabría esperar de un territorio insular.

Polonia

Para un viaje de una semana, Polonia es un serio candidato de Europa Oriental. Con el zloty por debajo de los 25 céntimos de euro y un coste de vida más bajo que en España, viajar a Polonia realmente sale muy barato. Un buen almuerzo en Varsovia por 15 euros, o una noche de hotel de tres estrellas en habitación doble por 30 euros lo demuestran.

En verano hay vuelos económicos de ida y vuelta por poco más de 100 euros a Varsovia o Cracovia, ciudades que además son los principales reclamos turísticos del país, junto con Gdansk, Auschwitz o las minas de sal de Wieliczka.

Sri Lanka

 

Nos vamos ahora un poquito más lejos. Muy próxima a India, con algún matiz parecido, pero un destino mucho más sencillo y asequible para ir por libre. El idioma (inglés), la amabilidad de sus habitantes y su eficiente red de transporte público permiten recorrer la isla fácilmente y por poco dinero.

Aunque el primer desembolso (los vuelos de ida y vuelta) sube hasta los 500 euros, si disponemos de tres o cuatro semanas, merece la pena esa inversión inicial, pues una vez allí los euros rinden mucho y la media de gasto diario irá bajando conforme avance el viaje. El tipo de cambio ayuda (1 euro = 160 rupias). La comida no es tan suculenta como en otros países asiáticos, pero sí barata (desde 10 euros). Y se encuentra habitación doble aceptable por unos 15 euros.

Entre las ciudades destacadas, con Colombo, la capital, como punto de llegada y salida, no pueden faltar, Ella, Sigiriya, Nuwara Eliya, Kandy y alguno de sus parques nacionales.

Viajando y ahorrando, que son gerundios

Además de los cinco anteriores, existen cientos de destinos baratos a los que viajar desde España. Y no solo su elección es fundamental para disfrutar del viaje sin descuidar las finanzas familiares. Ya hemos publicado extensamente sobre cómo aprovechar las vacaciones y los viajes de forma ahorradora. Ahora que el verano va pisando fuerte, aprovecha para recordar los consejos para viajar ahorrando del blog de Self Bank.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn